Prisión en Cadereyta es una "bomba de tiempo"

Analistas del sistema de justicia enumeran los factores que provocan los motines.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las autoridades estatales confirmaron un saldo de 13 muertos y ocho lesionados de gravedad.

    (Published miércoles 11 de octubre de 2017)

    Los internos grabaron con sus celulares el momento en que sus compañeros se enfrentaban, mientras las fuerzas de seguridad trataban de controlar el motín.

    Afuera, los familiares de los reos del penal de Cadereyta protestaban ante la falta de información.

    "Yo lo que quiero es ver a mi hijo, lo tienen adentro muerto", dice una mujer.

    Estas escenas en Nuevo León ya se han vuelto una práctica común, diversos estudios indican que en el último año y medio por lo menos han muerto casi 80 personas en las riñas, motines y protestas que se han registrado dentro de los penales estatales.

    "No ha habido una estrategia para favorecer la reinserción", dice la analista Consuelo Morales.

    Funcionaria en el Centro de Apoyo a Derechos Humanos, Morales ha seguido de cerca este fenómeno y dice que dentro de estas prisiones, el hacinamiento, la falta de clasificacion de los reos, pero sobre todo el hecho de que los presos sean quienes gobiernan, es una bomba de tiempo que explota sin control una y otra vez.

    "Es algo que viene gestándose en años donde la corrupción y la impunidad están presentes", dice.

    Producto de estos conflictos se han realizado diversos acomodos y operativos dentro de las cárceles. Ahí se encontrado con armas, objetos prohibidos, lujos y la complicidad de quienes deberían de impedir que ahí se sigan cometiendo delitos.

    A través de diversos videos como este, se ha ventilado lo que ahí dentro occurre, quiénes son los que mandan y los defectos del sistema que detona en enfrentamientos entre los presos y con las autoridades.

    Pero a pesar de ello, cada vez que se registran actos violentos, el gobierno estatal responde lo mismo.

    "Hubo motín pero el control es total", asegura Manuel González, secretario general del Gobierno de Nuevo León.

    El vocero de seguridad de la entidad, Aldo Fasci,reconoció que tras las rejas hay miembros de más de 50 grupos criminales y eso hace más difícil mantener el control y la paz.