Fernando Luján: adiós a una gloria de la actuación

El primer actor, de 79 años, murió a causa de un mal respiratorio.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    7 cosas que no debes perderte en Embarcadero
    Mezcalent
    El primer actor Fernando Luján murió a los 79 años.

    El primer actor Fernando Luján, una de las glorias del cine y la televisión mexicanas, murió el viernes en su casa de Puerto Escondido, Oaxaca, a los 79 años a consecuencia de una reciente crisis de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

    Al momento de su muerte estaba acompañado por su última esposa, la también actriz Martha Mariana Castro, y el hijo de ambos, Franco Paolo, quien dio a conocer la noticia a través de un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram.

    Castro informó a Televisión Azteca, empresa en la que ambos colaboraron en diversas telenovelas y programas, que el domingo realizarán una ceremonia en la playa, donde la familia lo despedirá.

    Mientras que su hijo Franco Paola detalló que los restos del actor serán cremados y, siguiendo su voluntad, una parte de las cenizas será depositada junto a un hermoso árbol en su propiedad en Puerto Escondido y otra estará con la familia en Ciudad de México.

    El actor, nacido en Colombia, era hijo de dos destacados actores: Mercedes Díaz, de la familia de la dinastía de los hermanos Soler, y Alejandro Ciangherotti, de las más grandes figuras del cine y la televisión en México.

    Fernando Ciangherotti Díaz, su nombre real, se casó en varias ocasiones y tiene 10 hijos, algunos de los cuales también se dedican y destacan en la industria de la actuación.

    La carrera profesional de Luján inició en su niñez, cuando participó en películas de la Época de Oro del cine mexicana. Su última participación en la televisión fue en 2017, en la primera parte de la serie "Ingobernable", donde interpretó el papel del padre de la protagonista, la actriz Kate del Castillo.

    En la televisión son recordadas su actuaciones en telenovelas como "Los ricos también lloran”, junto a Verónica Castro y Rogelio Guerra, y en la icónica, “Mirada de mujer”, con Angélica Aragón y Ari Telch, que dio un giro a la temática y tratamiento de los melodramas tradicionales.

    Además, participó en las películas “Cuando los hijos regresan” y “¡Hombre al agua!”, "El coronel no tiene quien le escriba" (1999), "En el país de no pasa nada" (2000), "El Tigre de Santa Julia" (2002), "Tú te lo pierdes" (2005), "El Carnaval de Sodoma" (2006), "Labios rojos" (2008) y "Huevos revueltos"(2009). entre muchas otras.

    Su sentido del humor es proverbial, como cuando poco antes de morir pidió a su hijo Franco Paolo un refresco de naranja, como "última voluntad".

    Destacó también por la interpretación de personajes cómicos en cintas que le merecerieron varios premios, como en "¿Qué haremos con papá?" (1965), por la que recibió una Diosa de Plata por Mejor Coactuación Masculina.

    E interpretó también al célebre "Don Cucufato" en Domingos Hérdez en los década de los 70. 

    En 2014 fue parte de elenco de la comedia Cásese quien pueda, junto a Martha Higareda y Luis Gerardo Méndez; en 2017 participó en la serie de Netflix Ingobernable y en la película Cuando los hijos regresan.