ANULACIÓN DEL ABORTO EN EEUU

“Estamos hechos para ser madres y padres”: católicos en San Diego aplauden el fin de Roe vs. Wade y dicen su lucha continúa en California

Telemundo

ESCONDIDO - Aunque muchos están disgustados por la decisión de la Corte Suprema del viernes que anuló Roe vs. Wade, hay varios grupos que  ven esto como un triunfo y aseguran que continuarán luchando para prevenir el aborto en todo EEUU.

“Estoy como temblando porque en verdad, aunque sabíamos que iba pasar, de todos estoy con mucha emoción”, fueron las palabras de Mercedes Aguilar, miembro del grupo antiaborto de la iglesia Católica Santa María en Escondido.

Su reacción es como varios Católicos recibieron la noticia de la anulación del derecho al aborto en Estados Unidos.

“El aborto no es una solución por que somos hechos para ser madres y padres, para hacer familia, para proteger familia”, señaló Aguilar.

Según datos del Instituto Guttmacher en el 2014, el 37% de las mujeres que interrumpieron su embarazo se declararon católicas y/o evangélicas.

Aguilar junto con otra coordinadora de la organización, atribuyen el acontecimiento del viernes a los esfuerzos que el grupo internacional llamado 40 Días por la Vida realiza para frenar el derecho de la mujer a elegir el aborto.

“Es una campaña de 40 días de ayuno, oración y vigilia pacífica en frente de los centros de aborto”, cuenta Alma Reyes, la segunda coordinadora del ministerio.

Añaden que su lucha sigue ya que California aún se mantiene firme en permitir los abortos por lo que este grupo seguirá tratando de desalentar a las madres contemplando este procedimiento.

“Nostros estamos dispuestos a ayudarlas a caminar con ellas a trabajar con ellas y hay muchos recursos si escogen la adopción y caminar con ellas en ese proceso por que no es fácil”, dice Reyes.

El sacerdote líder de la iglesia, Scott Herrera señala que esta victoria es tema de celebración pero pide, “Ser compasivos y comprensivos con los sentimientos de otros que no comparten los mismos pensamientos con nosotros”

Por lo contrario, teme las repercusiones por lo que ha reforzado las medidas de seguridad para su parroquia.

“Sí ha habido ataques hacia las iglesias, vandalismo, destrucción, personas que han querido interrumpir los servicios y esa es una preocupación mía por lo que voy a tener que contratar, hacer un gasto extra y contratar para asegurar que las actividades de la iglesia no van a ser interferidos”, explicó Herrera.

Frente a las puertas de la Corte Suprema también había personas católicas apoyando el derecho al aborto.
Contáctanos