Malas traducciones pueden afectar los juicios