Muere el “más viejo” del mundo sin comprobar sus 146 años