Pareja centroamericana se despide de San Diego