Buscan sospechoso de asalto sexual

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las 5 latinas que debes ver en la Copa Mundial Femenina
    NBC 7 San Diego
    San Diego police cordoned an area in front of a home along 50th Street in Talmadge where they launched a search Friday for a sex assault suspect.

    La policía de San Diego inició una búsqueda el viernes por la mañana en Talmadge por un sospechoso acusado de agredir sexualmente a una mujer.

    Los investigadores dijeron que la presunta violación  ocurrieron alrededor de las 5:45 a.m. en el bloque 4400 de la calle 50, cerca de El Cajon Boulevard. La víctima, llorando, se acercó a un transeúnte y dijo que había sido atacada, dijo la policía. El transeúnte llamó al 911 para denunciar el delito.

    Cuando la policía llegó al lugar, vieron brevemente al sospechoso. El sospechoso huyó antes de que los oficiales pudieran capturarlo.

    El SDPD acordonó varios puntos en el área cuando los oficiales iniciaron su búsqueda e investigación. Varias calles fueron bloqueadas al tráfico.

    Las áreas de investigación incluían un complejo de apartamentos en la calle 50, un callejón y un estacionamiento cercano.

    El estacionamiento estaba cerca de un negocio de AutoZone. Allí, se podía ver a la policía arrastrando un SUV blanco justo antes de las 11 a.m. La policía no dijo si ese SUV está vinculado a la investigación, o si puede pertenecer al sospechoso o la víctima.

    Los oficiales perdieron de vista al sospechoso y no pudieron detenerlo. El sospechoso se describe como un hombre negro, de aproximadamente 25 a 30 años de edad, 230-250 libras, aproximadamente 6 pies de altura.

    Fue visto por última vez con una chaqueta de color oscuro y pantalones vaqueros. La investigación está en curso.

    "Es una pena. Es una triste situación en la que estamos", lamentó Bobby Tsutsui, residente del área. "Esperamos que lo encuentren, y lo que sea que suceda, se rectifique".

    La residente Hannah Martin ha estado viviendo en el vecindario desde agosto pasado. En solo siete meses, ella ha oído hablar de una persona que fue apuñalada, y ahora esta agresión sexual.

    Estaba saliendo con su perro el viernes por la mañana cuando vio a la policía invadiendo la calle 50.

    "Me hace sentir completamente insegura", dijo Martin. "Me encanta mi departamento, pero el vecindario, en sí mismo, es realmente difícil. Es un poco difícil aquí".

    Martin dijo que muchos de sus vecinos han estado tratando activamente de ponerse en contacto con los líderes locales para prevenir el crimen en el área.