CBP defiende su decisión de detener niña ciudadana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Exclusiva: niña cuenta su experiencia tras ser detenida por CBP

    Julia Amparo Medina, de 9 años y ciudadana estadounidense, fue detenida sin contacto con su familia por más de 36 horas mientras cruzaba la frontera fue detenida. (Publicado jueves 21 de marzo de 2019)

    Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos están defendiendo la decisión de detener a una niña de 9 años por más de 30 horas mientras trabajaban para verificar su identificación.

    “No me dejaron nada, no me dejaron ni hablar con mi mamá y hacer alguna llamada”, dijo Julia Amparo, de 9 años de las 36 más largas de toda su vida.

    Ya no quiere ir a la escuela tras ser detenida por CBP

    [TLMD - SD] Ya no quiere ir a la escuela tras ser detenida por CBP
    Julia Isabel Amparo Medina, asiste a cuarto grado en Nicoloff Elementary School, pero después de ser detenida por más de 36 horas mientras cruzaba la frontera a pesar de ser ciudadana estadounidense, dice que ya no quiere ir a la escuela.
    (Publicado miércoles 20 de marzo de 2019)

    Julia es una de cientos, tal vez miles de niños que cruzan la frontera desde Tijuana todos los días para ir a la escuela en San Diego, pero nunca imaginó que en uno de esos cruces sería interrogada y la mantendrían en un cuarto, donde ni siquiera había un reloj.

    “No había ventanas, nos tenían encerradas en un lugar, nada más nos tenían una puerta ahí y tenía una mini ventana”, narró acerca del día entero que pasó siendo interrogada por agentes de CBP.

    “Me sentía sola, allá no tenía a mi hermano o a mi mamá estaba sola”.

    Thelma Medina, madre de Julia, dice sintió un dolor muy grande que no se lo desea a ninguna persona.

    Menor detenida por CBP a pesar de ser ciudadana

    [TLMD - SD] Menor detenida por CBP a pesar de ser ciudadana
    En exclusiva, una familia relata a Telemundo 20 cómo la niña estuvo en manos de las autoridades fronterizas por casi 2 días. Presuntamente fue confundida por una prima y ahora la familia pide justicia.
    (Publicado martes 19 de marzo de 2019)

    Durante el tiempo que Julia estuvo en custodia de Aduanas y Protección Fronteriza, su madre no pudo verla y cuando quiso recogerla no la dejaron.

    Un agente de CBP le dijo que no se la iban a entregar porque la niña no era de ella, hasta que el consulado de México intervino, y finalmente la liberaron.

    Julia vive en Tijuana y había comenzado a ir a la escuela en San Ysidro apenas en enero, ahora tras la amarga experiencia no quiere cruzar la frontera.

    “Tiene mucho miedo, dice que ya no quiere volver jamás para acá”, dijo Medina.

    Thelma Medina dijo que su amiga, Michelle Cárdenas, conducía a sus dos hijos desde Tijuana, donde viven, a  las escuelas en San Ysidro el lunes por la mañana, como lo hacen casi todos los días.

    La hija de 9 años de Medina, Julia Isabel Amparo Medina, asiste a cuarto grado en Nicoloff Elementary School y su hijo de 14 años, Oscar Amparo Medina, asiste a noveno grado en San Ysidro High School. Ambos son ciudadanos estadounidenses con pasaporte.

    Cuando se formaron en la fila a las 7 a.m., el tráfico se movía tan lento que Cárdenas les dijo a los cuatro niños que cruzaran la frontera caminando. Ella iba a llamarles un Uber para que pudieran llegar a la escuela a tiempo.

    Pero Oscar y Julia Amparo nunca lo lograron, según su madre.

    CBP dijo que la niña "proporcionó información inconsistente durante su inspección" y que los oficiales la detuvieron "para realizar la debida diligencia en la confirmación de su identidad y ciudadanía".

    "Es importante que los funcionarios de CBP confirmen positivamente la identidad de un niño que viaja sin un padre o tutor legal", dijo Jackie Wasiluk, de  la oficial de Asuntos Públicos de CBP en una declaración a TELEMUNDO 20.

    La niña mostró a TELEMUNDO 20 su tarjeta de pasaporte, que tiene una foto de ella de cuando era mucho más joven.

    Cuando se le preguntó por qué demoró 32 horas verificar la identificación de Julia, CBP no proporcionó información específica.

    "Algunos detalles específicos de nuestras técnicas para determinar la verdadera identidad de una persona que cruza la frontera son información confidencial de la ley", agregó Wasiluk. "Además, algunos detalles de este caso están restringidos de divulgación debido a problemas de privacidad".

    Oscar Amparo Medina, de 14 años, hermano de Julia, dijo que los agentes también lo acusaron de contrabando y otros delitos que dijo que no entendía.

    "Mi hija le dijo a su hermano que el oficial le dijo que si ella admitía que era su prima, sería liberada pronto para poder ver a su madre", dijo Medina.

    "Estaba asustada. Estaba triste porque no tenía a mi madre ni a mi hermano. Estaba completamente sola”, dijo Julia Amparo. Ella dijo que se despertó varias veces a lo largo de la noche, triste porque no estaba con su familia.

    Medina dijo que los oficiales hicieron que Oscar Amparo firmara un documento que decía que su hermana pequeña era su prima.

    "Eso no es cierto", dijo Medina. "Ella es mi hija. Le dijeron que lo llevarían a la cárcel y que iban a acusarlo por tráfico de personas y tráfico sexual”.

    Oscar dijo a TELEMUNDO 20 que se sentía terrible por firmar el documento. Dijo que solo quería ver a su hermana.

    Cuando los oficiales de CBP le dijeron a Medina que sus hijos fueron detenidos, ella involucró al consulado mexicano.

    Alrededor de las 6 p.m., mientras Medina se entrevistaba con TELEMUNDO 20 en Kearny Mesa, el consulado la llamó y le dijo que le entregarían a Julia Medina en el Puerto de Entrada de San Ysidro.

    Medina y su familia se apresuraron a la frontera donde se reunieron con Julie casi dos días después. La familia de tres se abrazó, lloró y se abrazó, pero Medina dijo que la reunión emocional nunca debería haber tenido lugar.