¿Cómo se alimenta a los migrantes en Tijuana?

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alimentos no alcanzan para todos

    Los migrantes en Tijuana tienen que hacer fila tres veces por día para obtener sus alimentos. Melissa Sandoval reporta desde Tijuana. (Publicado miércoles 28 de noviembre de 2018)

    TIJUANA - Las mañanas en el albergue improvisado en el centro deportivo Benito Juárez comienzan con la fila para hacer el desayuno. Una fila que en ocasiones toman hasta tres horas para alimentar a los más de 6,000 centroamericanos que aquí se dan cita.

    “Ahorita nos están dando chocolate con pancito”, dijo Roberto Castro, migrante hondureño.

    Gastélum: se acaban los fondos para atender migrantes

    [TLMD - SD] Gastélum: se acaban los fondos para atender migrantes
    TIJUANA - Guadalupe Venegas y el alcalde Juan Manuel Gastélum hablaron de la seguridad pública y de cómo atenderán la contingencia en la frontera debido a la caravana migrante.
    (Publicado miércoles 28 de noviembre de 2018)

    Algunas madres se quitan el pan de la boca para dárselo a sus hijos. “Yo no comí, solo para los niños”, dice María Luisa Vásquez.

    En el albergue, les dan pasta y frijoles y sin importar qué les sirvan dicen estar plenamente agradecidos con los tijuanenses.

    “Gracias a Dios porque si nos han brindado bastante ayuda”, dijo Castro.

     Menores y adultos, aprovechan al máximo las tres comidas que les ofrecen diariamente. “Pues cómo es voluntad de ellos, las recibimos”.

    ¿De quién es la culpa del éxodo migrante?

    [TLMD - SD] ¿De quién es la culpa del éxodo migrante?
    "Mire este fue un problema que provocaron los gobiernos por tanta pobreza y tanta violencia. Nosotros somos la razón de una desesperación, la gente tiene hambre. Si la gente se viene de nuestros países es porque tenía pobreza y tenía violencia. Si ellos hubieran dado esa garantía de una economía y una seguridad la gente no se mueve de sus lugares", son las palabras de uno de los migrantes que han llegado a la frontera con la esperanza de pedir asilo político a EEUU.
    (Publicado martes 27 de noviembre de 2018)

    Sin embargo, algunos migrantes aún pasan hambre.

    “Casi no comí en todo el día, no comí, solo en la noche cuando regresé de haber tramitado mis papeles”, dijo David Maldonado.

    En el albergue, la comida ha llegado por medio de donativos de varias organizaciones, mientras que la Marina Mexicana se encarga de distribuirla.

    En ocasiones la fila es tan extensa que no todos alcanzan a comer, pero es la única opción que les queda.

    “Si vale la pena porque no traemos dinero y la verdad lamentable”, dijo Edgar Centeno.