Exsacerdote demanda a la iglesia Católica por difamación

J.Patrick Foley trabajó en San Diego por casi 20 años.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Exsacerdote demanda a la iglesia de San Diego

    La Diócesis de San Diego lo había señalado como abusador de menores, por lo que ahora se defiende de las difamaciones. (Publicado martes 17 de septiembre de 2019)

    Un exsacerdote está demandando a la Diócesis Católica Romana de San Diego por difamación de carácter, después de que la diócesis lo denunció públicamente en 2018 por presuntamente abusar de dos niños.

    J. Patrick Foley de Sacramento presentó la demanda el 12 de septiembre en el Tribunal Superior de San Diego, alegando que la Diócesis habría publicado "material falso y difamatorio" en un "desprecio imprudente por la verdad".

    Líderes religiosos tendrán que enfrentar la ley

    [TLMD - SD] Líderes religiosos tendrán que enfrentar la ley
    Líderes son acusados de forzar a indigentes a pedir limosna para luego quitarles el dinero
    (Publicado miércoles 11 de septiembre de 2019)

    Según la querella, la Iglesia agregó el nombre de Foley a la lista de 48 sacerdotes en la Diócesis Católica Romana en San Diego que presuntamente abusaron de niños junto con otros siete sacerdotes en septiembre de 2018.

    Solo 11 años antes, la diócesis había acordado pagar $198 millones resolver casi 150 reclamos de abuso sexual infantil.

    Foley tuvo varias posiciones dentro de la Diócesis de San Diego desde que se unió en 1973. Entre ellos había períodos en el Seminario Saint Francis en Linda Vista, así como en la Universidad de San Diego.

    Según la denuncia, Foley fue acusado por primera vez de tocar inapropiadamente a un niño en 1989 mientras brindaba atención médica de emergencia. El exobispo Robert Henry Brom ordenó a Foley que fuera a un centro de salud mental en Connecticut. Más tarde regresó al ministerio.

    En 2010, Foley fue acusado nuevamente de abusar sexualmente de un niño a principios de la década de 1990. Según la denuncia, se convocó un tribunal. Los tres sacerdotes no pudieron llegar a un hallazgo de irregularidades.

    El nombre de Foley luego apareció nuevamente cuando la Diócesis de San Diego dio a conocer su nombre junto con otros siete sacerdotes en 2018, todos acusados ​​de abusar sexualmente de niños.

    "Y en este caso, lamentablemente, al igual que en los casos penales y civiles, no pudieron llegar a una conclusión", dijo el portavoz de la diócesis Kevin Eckery a nuestra cadena hermana NBC 7 en septiembre de 2018. "Literalmente colocó a la diócesis entre la espada y la pared [sic]."

    Foley, quien vive en el norte de California, le dijo a KQED que las acusaciones contra él eran "falsas y difamatorias".

    Foley está demandando por daños punitivos por lo que la demanda dice ser "humillación severa, angustia mental y angustia emocional y física", como resultado de la divulgación de su nombre.

    El abogado de Foley se negó a comentar la historia.

    La Diócesis Católica Romana de San Diego le dijo a nuestra cadena hermana NBC 7 que no había recibido la demanda y que no puede hacer comentarios en ese momento.