Migrantes LGBTQ aseguran que sufrieron agresiones durante su travesía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Migrantes LGBT temen ser discriminados por CBP

    Dicen que están cansados de presuntamente ser agredidos por otros y temen que una vez que se entreguen a ICE la historia se repita y sean maltratados. (Publicado martes 13 de noviembre de 2018)

    Los miembros LGBT de la caravana migrante aseguran que están cansados de presuntamente ser agredidos por otros y temen que una vez que se entreguen a ICE se vuelva a repetir la historia.

    “Íbamos caminando esperando un jalón y nos aventaban agua y pedazos de naranjas”, cuenta Anakai Flotte, mejor conocida como Pitaya Queen en redes sociales que acompañó a los migrantes desde Oaxaca.

    Asegura que esta agresión es solo una de muchos maltratos que vivieron durante su travesía por México.

    “Cuando íbamos viajando desde Oaxaca hacia México recuerdo claramente a un hombre que se ofreció a llevarnos y cuando nos subimos a su camioneta que parecía transporte de ganado, el hombre literalmente a 100 metros de donde nos subió, nos dijo con insultos que nos bajáramos”, comentó Anakai quien teme que las agresiones escalen a niveles que atenten contra su vida.

    Ante este miedo recuerdan con tristeza lo que le sucedió a Roxana Hernández el pasado 25 de Mayo.

    Ella era una transgénero de origen hondureño que murió bajo custodia de ICE y aunque no tienen pruebas de que ellos hayan cometido alguna negligencia; algunos de los miembros de la caravana culpan a ICE de su muerte y temen que les pase a ellos lo mismo.

    “Estuvo detenida en la hieleras 5 días y no la llevaron a un hospital siendo que vieron que estaba grave, que estaba vomitando sangre, los oficiales de inmigración dijeron que solamente tenía fiebre y que se le iba a pasar”, asegura Anakai.

    Cuando ocurrió este incidente, ICE dijo que Hernández sí fue hospitalizada y que a ella y a los detenidos de la comunidad LGBT se les trata con respeto y que no se les encierra en lo que ellos llaman "la hielera".

    En tanto, el grupo de migrantes aprovechó para defenderse de las acusaciones de estar involucrados con la presunta trata de personas.

    “Puedes preguntarle a cualquiera de las chicas, ninguna de ellas son parte de una red de prostitución, la red no pagó por este lugar es completamente falso, las personas que encontraron esta casa y que nos ayudaron con el transporte no son narcotraficantes, es una organización de los Estados Unidos”, aclaró Anakai.

    Mientras planean su estadía en Tijuana, estos migrantes dicen  que siguen luchando por el sueño americano y aclaran que su propósito no es quedarse en México para causar problemas.

    Agregaron que su escudo en este momento es mantenerse unidos para protegerse unos a los otros.