Refugiados van a la escuela por primera vez

Javi y Leslie llegaron en la caravana desde Honduras y tienen necesidades especiales.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Refugiados van a la escuela por primera vez

    Mientras su caso de asilo político siguen en proceso reciben atención médica y una educación formal con la ayuda de donaciones y voluntarios. Para ayudar a estas dos familias lo puede hacer a través de esta cuenta: (Publicado miércoles 13 de marzo de 2019)

    Los primeros miembros de la última caravana de migrantes en pedir asilo político en San Diego son dos pequeños que llegaron a este país, con miedo y pocas fuerzas hace tres meses.

    Javi y Leslie, ambos tienen necesidades especiales, aun así caminaron junto a sus padres miles de millas desde Honduras hasta llegar a Tijuana, donde enfrentaron varios obstáculos.

    Viviendo en EEUU tienen la oportunidad de vivir plenamente su infancia y acudir al colegio.

    Como cada día de lunes a viernes, pasan por Javi para llevarlo a la escuela.

    “está aprendiendo muchas cosas porque en Honduras nunca tuvo la oportunidad”, dijo María Luisa Cáceres, madre de Javi.

    En las largas jornadas caminando día y noche desde Honduras, no se podían imaginar que este día llegaría.

    “Me le están dando mucho apoyo ahora sé que mi niño está protegido. Porque él mismo me lo dice que tiene un montón de amigos y hasta novia tiene”, dice riendo.

    Desde que llegaron a San Diego viven en la casa de un patrocinado en San Diego junto a Leslie y su padre a quien conocen desde que salieron de Honduras.

    “Con él hemos venido en la caravana y nos tienen en un lugar aquí”, dijo Cáceres.

    Hoy ya recibe el tratamiento médico del que se careció durante sus primeros siete años pero también por primera vez en su vida tiene acceso a una educación formal.

    Ambos casos de asilo político siguen en proceso pero hace unos días les removieron el grillete. El siguiente paso sería recibir su permiso de trabajo. Por ahora la familia sobrevive con la ayuda de donaciones.