Incautan peligroso fentanilo oculto en piezas de pescado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Oloroso decomiso de droga en carne de pescado

    Oloroso decomiso de droga en carne de pescado (Publicado jueves 8 de febrero de 2018)

    NUEVA YORK – Las autoridades encontraron un millón de dosis letales de fentanilo un valor de hasta $10 millones envuelto en trozos de carne de pescado en la parte trasera de un vehículo. El oloroso decomiso se realizó tras un operativo de vigilancia emprendido por la Policía neoyorquina en El Bronx, como parte de una investigación de tráfico de drogas.

    Los detectives estaban monitoreando un presunto traficante, identificado como Johnny de Los Santos-Martínez. El sospechoso se encontraba en un Acura MDX blanco del año 2017en Leland Avenue y Archer Street, en Parkchester, cuando los uniformados lo sorprendieron con dos cajas repletas de fentanilo y carne de pescado fresca.

    La Policía obtuvo una orden de registro para inspeccionar el vehículo. La Uniformada halló varios enfriadores de espuma de poliestireno dentro de las dos cajas.

    El enfriador más grande contenía pescado envuelto con dos paquetes en forma de ladrillo, cubiertos con plástico verde. Un tercer paquete en forma de ladrillo ocultaba un paquete sellado al vacío de chili, dijo la policía.

    El segundo enfriador contenía un paquete en forma de ladrillo envuelto de manera similar con plástico verde y carne de pescado.

    Los paquetes en forma de ladrillo contenían alrededor de 2.2 libras de fentanilo, dijeron las autoridades.

    La Uniformada asumió inicialmente que el polvo era cocaína, pero las pruebas de laboratorio mostraron más tarde que era en realidad el opioide sintético que es hasta 50 veces más fuerte que la heroína.

    El valor al por mayor de los cuatro paquetes de fentanilo se estima en $100.000 en las calles.

    El fentanilo es generalmente mezclado con medicamentos, heroína, cocaína y otras drogas sintéticas, una sustancia letal en el mercado negro de la ciudad de Nueva York.

    Santos-Martínez fue acusado de posesión criminal de una sustancia controlada en la Corte Criminal de Manhattan.

    Al sospechoso se le impuso una fianza fijada en $150.000. Está previsto que regrese a corte el próximo 28 de febrero.