Militares

Dos marineros estadounidenses son acusados de espionaje para el gobierno chino

Los marineros habrían recibido sobornos a cambio de información militar privilegiada a favor de una potencia extranjera.

Telemundo

SAN DIEGO – Funcionarios federales del Departamento de Justicia anunciaron los resultados de una investigación de defensa nacional y revelaron dos acusaciones por separado del gran jurado contra dos marineros estadounidenses del sur de California acusados de conspiración, recibir sobornos y espionaje.

Jinchao Wei, también conocido como Patrick Wei, un marinero de 22 años asignado al USS Essex con sede en San Diego fue arrestado el miércoles con un cargo de espionaje y conspiración por presuntamente enviar manuales técnicos y mecánicos d y otra información clasificada a funcionarios chinos.

En una acusación publicada el jueves, los fiscales federales alegan que Wei se puso en contacto con un oficial de inteligencia del gobierno chino en febrero de 2022 y, a pedido del oficial, proporcionó fotografías y videos del buque en el que servía.

De acuerdo con la acusación formal Wei, quien cuenta con acceso privilegiado a información clasificada, envió alrededor de 30 manuales, 10 de los cuales habrían sido de gran utilidad del funcionario chino, por lo que recibió a cambio $5,000.

En agosto del 2022 Wei envió 22 manuales adicionales que según autoridades la Armada contenía “tecnología crítica” sobre la operación del USS Essex. De acuerdo con la acusación, el intercambio de información continuó en 2023.

Esta es la primera vez en este distrito que se presenta el cargo de espionaje del código federal sección 794, que solo ha sido utilizada en cinco ocasiones en los últimos seis años. “El estatuto está reservado para las circunstancias más serias que involucran el compartir información de la defensa nacional con la intención de dañar a los Estados Unidos por el beneficio de una potencia extranjera”, explica la fiscalía.

Por separado, los fiscales federales también dieron a conocer hoy una acusación del gran jurado que acusa a un miembro del servicio de la Armada de los Estados Unidos de recibir sobornos a cambio de transmitir información militar que incluía información confidencial militar estadounidense a un oficial de inteligencia de la República Popular China.

El suboficial Wenheng Zhao, o Thomas Zhao, de 26 años, de Monterey Park, fue arrestado el miércoles por agentes especiales del FBI y el Servicio de Investigación Criminal Naval (NCIS). Zhao es acusado de presuntamente de conspirar con un gobierno extranjero y recibir sobornos.

La acusación formal alega que Zhao, que trabajaba en la base naval del condado de Ventura en Port Hueneme recibió sobornos de un oficial de inteligencia chino.

Según la acusación formal desde agosto de 2021 y continuando al menos hasta mayo de 2023, bajo la dirección del oficial de inteligencia chino, Zhao habría transmitió fotografías y videos militares estadounidenses.

A cambio de sobornos, Zhao supuestamente envió al oficial de inteligencia chino planes operativos no públicos y controlados para un ejercicio militar estadounidense a gran escala en la región del Indo-Pacífico, que detallaban la ubicación específica y el momento de los movimientos de la fuerza naval, desembarcos anfibios, transporte marítimo, alega la acusación formal.

Zhao también habría fotografiado diagramas eléctricos y planos para un sistema de radar estacionado en una base militar estadounidense en Okinawa, Japón.

Zhao también obtuvo y transmitió detalles sobre la seguridad operativa de la Marina en la Base Naval en el condado de Ventura y en la isla de San Clemente, incluidas fotografías y videos, según la acusación.

A cambio de la información confidencial que proporcionó Zhao, información a la que accedió Zhao como resultado de su puesto en la Marina de los EE. UU., el oficial de inteligencia chino pagó a Zhao aproximadamente $14,866, alega la acusación.

“Al enviar esta información militar confidencial a un oficial de inteligencia empleado por un estado extranjero hostil, el acusado traicionó su juramento sagrado de proteger a nuestro país y defender la Constitución”, dijo el fiscal federal Martin Estrada. “A diferencia de la gran mayoría del personal de la Marina de los EE. UU. que sirven a la nación con honor, distinción y coraje, el Sr. Zhao optó por vender de manera corrupta a sus colegas y a su país”.

Donald Alway, subdirector a cargo de la Oficina local del FBI en Los Ángeles dijo que los ciudadanos estadounidenses con acceso a secretos del estado o propiedad intelectual “están siendo blanco del gobierno chino”.

Si fuera declarado culpable de los dos cargos de la acusación formal, Zhao enfrentaría una sentencia máxima legal de 20 años en una prisión federal.

No estuvo claro si el oficial chino nombrado en ambas acusaciones se trata de la misma persona.


Contáctanos