Dan último adiós a oficial que se enfrentó con un supuesto pandillero

El joven estaba fuera de servicio en un puesto de tacos acompañado por su novia cuando ocurrió el altercado.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Dan último adiós a oficial Juan José Diaz

    Cientos de dolientes se reunieron hoy para despedir al oficial del LAPD Juan José Diaz.

    (Publicado lunes 12 de agosto de 2019)

    LOS ANGELES— Cientos de dolientes se reunieron este lunes para despedir a un oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles de 24 años que recibió un disparo mientras estaba fuera de servicio en Lincoln Heights, donde se enfrentó a un miembro de una pandilla de renombre que supuestamente pintaba grafitis en una acera. 

    Juan José Díaz fue presuntamente asesinado en la madrugada del 27 de julio cerca de la Avenida 26 y la Calle Artesian, donde había ido con su novia y sus dos hermanos a un puesto de tacos. 

    La misa fúnebre bilingüe será celebrada por el arzobispo católico de Los Ángeles, José Gómez, en el centro de la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles. 

    Funeral para agente del LAPD muerto en Lincoln HeightsFuneral para agente del LAPD muerto en Lincoln Heights

    Familiares y amigos despediráne ste lunes al agente Juan José Diaz, quien murió al tratar de evitar un delito.

    (Publicado lunes 12 de agosto de 2019)

    El arzobispo católico de Los Ángeles, José Gómez, presidió el servicio funerario en el centro de la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles. El padre Tesfaldet Asghedom, pastor de la Parroquia del Sagrado Corazón en Lincoln Heights, pronunció la homilía. 

    Entre los numerosos oficiales uniformados de LAPD disponibles para los servicios de 90 minutos se encontraba el jefe Michel Moore. También asistieron el jefe retirado de LAPD, Charlie Beck, el alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. 

    “Lo sé por la familia, (en) un momento como este, te enfrentas a juegos de preguntas'', dijo Garcetti. “Los amigos y seres queridos dicen: '¿Y si?' Una madre y un padre dicen: `¿Y si no se hubiera convertido en un oficial de policía? ¿Y si no hubiera ido a ese lugar esa noche? ¿Y si no se hubiera enfrentado a un grafitero? 

    Arrestan a sospechosos de tiroteo mortal de oficialArrestan a sospechosos de tiroteo mortal de oficial

    Tres sospechosos fueron arrestados el viernes en relación con un tiroteo mortal de un oficial de policía fuera de servicio de Los Ángeles, dijeron las autoridades.

    (Publicado lunes 12 de agosto de 2019)

    “Quiero darle sentido a eso para la familia '', dijo Garcetti. 

    “Creo que todos nosotros en esta sala todavía creemos que hay cosas buenas y malas, y que hay lo correcto y lo incorrecto. Y cuando los hombres y las mujeres defienden lo que es correcto y lo que es bueno, la sociedad funciona. E incluso más que eso: se salvan vidas... Juan Díaz no solo hizo lo correcto algunas veces; hizo lo correcto todo el tiempo'', dijo Garcetti. 

    Moore llamó a Díaz “un joven lleno de tanta vida y posibilidades, tan absurdamente tomado de nosotros. ... Hoy, como lo diría nuestra fe y cultura, será un día de celebración y recuerdo; Para todos nosotros, es un día profundo de tristeza y pérdida''. 

    Después de los servicios, el ataúd cubierto con la bandera de Estados Unidos fue escoltado desde la catedral pasando las filas de oficiales que estaban atentos. 

    Díaz creció en el área y profesó su deseo desde niño de algún día convertirse en policía. Había estado con el Departamento de Policía de Los Ángeles durante aproximadamente dos años cuando murió asesinado. Fue asignado a la unidad de la División de Operaciones Especiales de la Oficina de Normas Profesionales del departamento. 

    “Creció aquí en el noreste de Los Ángeles'', dijo el alcalde Eric Garcetti a principios de este mes. “Cuando se le preguntó qué quería ser cuando solo era un niño pequeño, fue uno de esos chicos que dijo: 'un oficial de policía'. Creo que muchos de nosotros decimos eso cuando tenemos 6 o 7 años. En realidad, lo hizo. Llegó a esta academia (de policía), le fue excepcionalmente bien en esta academia. Por eso fue elegido para algún deber especial. Y (él) estaba haciendo lo que hace un oficial de policía: proteger a su propia comunidad y a la gente de esta ciudad cuando le quitaron la vida sin sentido”. 

    Tres personas fueron arrestadas en el condado de Riverside el 2 de agosto en relación con el asesinato. 

    Dos de ellos, los reputados pandilleros Cristian Facundo, de 20 años, de Murrieta, y Francisco Talamantes III, de 23 años, de Temécula, fueron acusados posteriormente de un cargo de asesinato y dos cargos de intento de asesinato, además de una acusación de asesinato por circunstancias especiales por un miembro activo de una pandilla callejera. 

    Ambos hombres, junto con otro sospechoso, Ashlynn Smith, de 18 años, de Temécula, también fueron acusados de disparar contra un vehículo de motor ocupado y vandalismo. 

    Smith también enfrenta un cargo de complicidad después del hecho, mientras que Talamantes fue acusado de posesión de un arma de fuego por un delincuente.

    El capitán William Hayes, de la División de Robos y Homicidios de LAPD, dijo que Díaz y su grupo vieron a Facundo y Smith caminando al otro lado de la calle mientras estaban en el puesto de tacos, y vieron a Facundo agacharse y comenzar a pintar grafiti en una acera. Díaz y otro miembro de su grupo interrogaron a Facundo, quien se volvió agresivo hacia ellos y levantó su camisa para revelar que llevaba una pistola, dijo Hayes. 

    Según Hayes, Facundo se alejó brevemente, y Díaz y su grupo decidieron abandonar el área y se metieron en una camioneta. Mientras el grupo abandonaba la escena, Facundo y Talamantes corrieron por el lado derecho de la camioneta y Facundo disparó varias rondas a través de una ventana trasera, golpeando a Díaz y a otro hombre adentro, dijo Hayes. 

    El conductor huyó del área y vio un patrullero cercano de LAPD y pidió ayuda, dijo Hayes. 

    Díaz, quien estaba armado, pero no tuvo la oportunidad de defenderse, murió en el lugar, y el otro hombre resultó gravemente herido. 

    El tiroteo fatal fue grabado en un video de vigilancia, dijo Hayes. 

    Según Hayes, el tiroteo de Díaz se produjo en medio de una ola de crímenes de aproximadamente 90 minutos llevada a cabo por los tres sospechosos y una mujer de Los Ángeles de 21 años no identificada. Hayes dijo que poco después de la medianoche del 27 de julio, el grupo fue a la cuadra 2500 al oeste de la Avenida 33 y destrozó un vehículo que pertenecía a un ex novio de una de las mujeres. 

    Unos 20 minutos después, el grupo fue a la cuadra 4200 del Bulevar Eagle Rock y pintó algunos grafitis de pandillas en un negocio en esa área, luego de lo cual se trasladaron al área del puesto de tacos en Lincoln Heights, donde ocurrió el tiroteo contra Díaz, Hayes dijo. 

    Después de ese tiroteo, el grupo regresó a la Avenida 33 y esperó al exnovio cuyo automóvil los sospechosos habían destrozado antes, dijo Hayes. 

    Cuando apareció esa persona, uno de los sospechosos intentó abrir fuego, pero el arma no funcionó y nadie resultó herido, dijo Hayes. 

    Facundo y Talamantes enfrentan una posible sentencia de muerte si son declarados culpables, pero los fiscales decidirán más adelante si piden la pena capital.