Caravana migrante sufre por la falta de apoyo en Tijuana

TIJUANA - El hambre y el frío son unas de las necesidades más grandes que viven los migrantes en Tijuana.

Los mexicanos deportados al igual que los migrantes centroamericanos de la caravana viven como pueden.

 “Qué horrible que le agarre a uno el dolor de estómago, la ansiedad de comer y no tener ahí es donde uno hasta se quiere regresar a su país”, dijo Reyna Carbajal, migrante de Honduras.

Albergues y casas de campaña han sido el hogar de muchos migrantes quienes carecen de muchas necesidades básicas. Durante la nueva administración federal, estos migrantes tendrán aún menos recursos en el fondo de apoyo al migrante.

Durante la pasada administración, se destinaron $23 millones a Baja California para ayudar a los migrantes.

La falta de ropa, baño, y comida se hacen presente ante Marina Leyva, una migrante de El Salvador y muchos más.

Activistas en Tijuana planean una manifestación después de navidad en la frontera, donde se exija al secretario de hacienda más dinero para deportados y migrantes en la región.

Contáctanos