inmigración

Nielsen: “No es una crisis fabricada, es una emergencia”

MCALLEN- La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, se reunió con más de dos docenas de alguaciles y oficiales de ley y orden locales en McAllen, Texas para discutir la actual colaboración con la agencia mediante el programa 287 (g).

El programa 287 (g) es una iniciativa del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para delegar en las autoridades locales y estatales responsabilidades y funciones de autoridades migratorias para detener a inmigrantes con historial criminal.

De acuerdo a Nielsen, su visita fue para discutir y escuchar las sugerencias de autoridades locales y estatales sobre cómo mejorar esta colaboración para saber qué está funcionando y qué no.

También aprovechó para hablar sobre la oleada migratoria que se está viendo en la frontera del Valle del Río Grande y cómo el sistema de inmigración no ha podido lidiar con el gran flujo de gente para procesar los casos con mayor eficacia y rapidez.

En conferencia de prensa, Nielsen afirmó que la situación migratoria en la frontera "no es una crisis manufacturada" y que hay una emergencia real porque "nuestro sistema se está quebrantando." 

Nielsen hizo un llamado al Congreso para que actualice las leyes migratorias con el fin de adaptarlas a las circunstancias que actualmente se están viendo en la frontera suroeste del país.

La secretaria de Seguridad Nacional agregó que agentes de Aduanas y Protección Fronteriza están teniendo un promedio de 57 visitas diarias al hospital, y que este número representa "la cantidad de gente que cruza la frontera gravemente enferma."  

Por su parte, la Patrulla Fronteriza dio a conocer recientemente que, tan sólo en el mes de febrero, aprehendieron a cerca de 66,000 inmigrantes indocumentados, incluyendo a 36,000 padres con sus hijos. 

La responsabilidad de procesar y cuidar a los migrantes ha caído casi exclusivamente en esta agencia de ley y orden. 

Según Rodolfo Karisch, jefe la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande, ha tenido que utilizar un 20% de su fuerza laboral para trabajos de procesamiento, transportación y custodia hospitalaria, lo que significa que hay menos agentes patrullando la frontera. 

"Es esencial que resolvamos este problema porque hemos tenido que dedicar muchos recursos a esto," expresó Karisch. 

Como había sido reportado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció que comenzarán a liberar a ciertas familias migrantes detenidas en el Valle del Río Grande con órdenes de comparecer a la corte debido al sobrecupo en sus centros de detención.

Autoridades estiman que la cantidad de las detenciones sobrepasen los 50,000 en el mes de marzo y en mayo potencialmente llegaría a 180,000. 

Contáctanos