Aumentan casos de disentería de Shigella en San Diego

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alerta por peligrosa bacteria

    Una peligrosa bacteria ha atacado a casi 100 personas en el condado de San Diego. Autoridades de salud piden a la comunidad que se mantengan alerta. (Publicado martes 3 de julio de 2018)

    DETALLES DESTACADOS

    • La shigelosis es una enfermedad infecciosa causada por un grupo de bacterias llamado Shigella

    • Las Shigellas pueden diseminarse a través de superficies contaminadas con gérmenes de las heces de una persona enferma.

    • No hay vacuna para prevenir la shigelosis. Sin embargo, puedes reducir tus posibilidades de obtenerlo.

    Los funcionarios de salud en el condado de San Diego están advirtiendo a los residentes sobre el riesgo  de contraer la enfermedad intestinal por shigelosis.

    El año pasado, el condado de San Diego reportó más infecciones por shigella o shigelosis que en las últimas dos décadas.

    Hubo 334 casos reportados en 2017. En lo que va de este año, los funcionarios del condado han recibido informes de 97 casos.

    "La shigelosis es una enfermedad muy contagiosa, pero hay muchas medidas que las personas pueden tomar para reducir sus posibilidades de contraerla", dijo Wilma Wooten, M.D., M.P.H., oficial de salud pública del condado en un comunicado de prensa del condado.

    El aviso oficial de la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego estaba dirigido principalmente a hombres homosexuales y bisexuales, personas sin hogar y personas con sistemas inmunes comprometidos.

    De los casos reportados este año, el 25% involucró a hombres homosexuales o bisexuales, según funcionarios del condado. Las personas sin hogar representaron el 7% de los casos.

    Los síntomas incluyen diarrea que puede tener sangre, fiebre, dolor de estómago y la sensación de tener que defecar, incluso cuando los intestinos están vacíos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

    "La infección se puede prevenir realizando un lavado de manos frecuente y completo; desinfectar cualquier área que pueda estar contaminada, como baños o áreas para cambiar pañales; evitando tragar agua de piscinas y estanques sin tratamiento, y no preparar o servir alimentos a otros cuando tienen diarrea ".

    El CDC advirtió el mes pasado de un número creciente de infecciones por Shigella resistentes a los antibióticos. 

    En esos casos, la infección puede ser más difícil de tratar y puede demorar más tiempo, lo que aumenta las posibilidades de que la bacteria se disemine.