¿Cómo se vio afectada la frontera tras los ataques terroristas del 9/11?

El tiempo de espera fue el impacto primordial tras nuevas regulaciones de seguridad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ataque terrorista repercutó en la frontera

    Los tiempos de espera en las garitas se alargaron. Reportaje de Melissa Sandoval.

    (Publicado miércoles 11 de septiembre de 2019)

    La vida en la frontera de San Diego con Tijuana, y en muchos lugares más, cambió con los ataques terroristas del 11 de septiembre. Este miércoles se cumplió el 18 aniversario de la tragedia.

    El tiempo de espera fue el impacto más notable, ya que después de los ataques del 11 de septiembre, entraron en vigencia nuevas regulaciones de seguridad.

    Con maleta en mano, Leobardo ha cruzado la garita de San Ysidro, en distintas ocasiones en los últimos 25 años.

    "Vine aquí la primera vez en noviembre del 94, y desde entonces estoy cruzando", comentó Leobardo Chávez, quien a menudo cruza la frontera.

    Asegura que después de los ataques del 11 de septiembre, la situación en la frontera dio un cambio radical.

    "Ya no cruzábamos nomás de palabra, que con sólo decir soy residente cruzabas, no, ahora estaban más restringidos en ese sentido", comentó el viajero.

    En la mañana del ataque al World Trade Center en Nueva York, el puerto de entrada de San Ysidro, cerró temporalmente y paulatinamente la seguridad se complicó.

    "Ya era el doble del tiempo de entrevista, ya hacíamos hasta tres horas en San Ysidro para cruzar acá", dijo Leobardo.

    Entraron en vigencia nuevas reglas, desapareció el Servicio de Inmigración y Naturalización y dio paso al nacimiento de Inmigración y Aduanas bajo una misma batuta.

    "Poco a poco comenzaron a pasar leyes y políticas, que al final del 2009 llegamos a 100 por ciento de registro de nombres, que ha causado las filas inaceptables porque ahora están checando 100 por ciento las personas que cruzan", dijo el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, Jason Wells.

    Leobardo dijo que sabe las diferencias y cómo cambió todo.

    "A mi me pidieron hasta el boleto de avión, de donde yo venía, a que horas había llegado, a donde iba, ósea preguntas que se suponía que ya me habían hecho, me las volvían a hacer", dijo Leobardo.

    La garita de San Ysidro es el cruce fronterizo más activo, por ahí pasan alrededor de 70,000 vehículos y 20,000 peatones al día. Son casi 100,000 personas cada 24 horas, pero esa puerta de entrada continúa enfrentando retos.

    "No! Y lo vimos el 25 de noviembre, nada más con un grupito de centroamericanos tuvieron que cerrar la línea, porque temían por el puerto, era absurdo de mi punto de vista. Y enseña, comprueba que no estamos listos para otro intento, desgraciadamente de esa manera", comentó Wells.

    Antes, cruzar era muy fácil, incluso los ciudadanos estadounidenses pasaban sin documentos.

    Mucha gente de Tijuana cruzaba la frontera para hacer compras pequeñas, como un galón de leche o simplemente para poner gasolina. Ahora, eso ya no sucede, si van a hacer la línea es para realizar más compras.