Condado de San Diego ayudará a solicitantes de asilo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Condado ayudará a solicitantes de asilo

    SAN DIEGO - El sufrimiento de los migrantes que vienen a pedir asilo no acaba cuando cruzan la frontera y se encuentran en San Diego. Activistas pidieron a los supervisores del condado ayuda para ofrecer servicios a los migrantes. Reportaje de Anlleyn Venegas. (Publicado martes 8 de enero de 2019)

    La junta de supervisores votó a favor de proporcionar más ayuda a las organizaciones que brindan refugio a los migrantes que llegan a San Diego en busca de asilo político.

    El sufrimiento de las familias que vienen en busca de una mejor vida no acaba cuando cruzan la frontera, ya que el siguiente reto es buscar dónde vivirán en lo que dura su proceso de asilo político.

    Uno de estos migrantes es el joven Libni quien llegó a San Diego en busca de asilo.

    “El problema más grande es dónde vas a vivir, con qué dinero vas a comer o quién te va a apoyar”, dijo Libni Parra quien recibió ayuda de familiares que residen en San Diego.

    Sin embargo, la mayoría de los migrantes no corren con la misma suerte.

    “Lo primero que me viene a la cabeza es dónde va a caber tanta gente sino vienen con un familiar”, dijo Libni.

    Esta es la pregunta que activistas y líderes de la ciudad de San Diego buscan resolver.

    Hoy los supervisores del condado votaron a favor de ayudar a las organizaciones, que desde el mes de noviembre ayudan a familias migrantes que quedan en la calle al ser liberados por las autoridades de migración.

    La aprobación de esta iniciativa provocó una celebración, pero también un respiro al saber que más ayuda viene en camino para los migrantes que están solicitando asilo político.

    “Las familias estaban siendo abandonadas en medio de la noche, sin comida, sin dinero y sin información de cómo poder comunicarse con alguien, sentimos que era algo que era necesario, teníamos que tomar acción”, dijo el activista David Trujillo de UCLA.

    Gracias al trabajo de religiosos y organizaciones sin fines de lucro lo han podido hacer pero los recursos y el espacio se están agotando. 

    “Esta iniciativa también abre las puertas para que el gobierno local, estatal y federal entablen un dialogo al respecto”, dijo David Trujillo.

    El siguiente paso sería determinar qué propiedades del condado podrían ser utilizadas como refugio.