Este sábado ven por memoria de muertos en frontera

Se recordó al padre migrante y su hija de 23 meses que intentaron cruzar por el río Bravo a Estados Unidos, y que su muerte quedó plasmada en una fotografía que dio vueltas al mundo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ceremonia en honor a migrantes que murieron en la frontera

    Los migrantes que fallecieron antes de lograr el sueño americano fueron recordados en la frontera desde el lado de Tijuana, este sábado (Publicado sábado 29 de junio de 2019)

    La imagen de Oscar y su hija de un año, Valeria, originarios de El Salvador, y quienes murieron ahogados en el río Bravo en busca de llegar a Estados Unidos, dijeron desde Tijuana, ser la gota que derramó el vaso y que requiere levantar la voz ante el mundo por las injusticias que pasa la comunidad migrante en busca de una mejor calidad de vida.

    Las veladoras se encendieron junto a la valla fronteriza y el ocaso en Tijuana, un poema en el cielo que dijeron se unía a sus oraciones por aquellos que perdieron la vida en busca de cruzar.

    "Es un clamor, un clamor por los que no lograron el sueño, un clamor por los que no llegaron, un clamor por aquellos que están en la travesía", dijo el migrante de Honduras, Douglas Oviedo.

    Migrantes que desde Tijuana dicen sintieron el mismo temor a morir.

    "Se siente y uno sabe que puede pasar cualquier tragedia, aquí uno está expuesto a todo", comentó el migrante de Honduras, Reinerio Lainez.

    Y que como Reinerio recuerdan esos momentos difíciles.

    "Se sufre mucho, durmiendo mal, en verdad la trayectoria que nosotros tenemos aquí es demasiado fuerte para nosotros", dijo Lainez.

    Con oraciones, honraron a los miles que han muerto en su intento de llegar a Estados Unidos.

    Son más de 11,000 los que han muerto tratando de cruzar la frontera de México con Estados Unidos, solamente contabilizando desde 1994, cuando inició el tratado de libre comercio.

    Una muerte en vida que dicen también se vive desde los centros de detención. Y que desde la valla fronteriza les llevó a poner sus manos en ella, y pedir que los muros físicos no crezcan en los corazones de más individuos.

    "Un vez que entré, la noticia era que ese era el castigo del migrante, estar dentro de una hielera, estar pues en las condiciones que nos brindan a los migrantes ahí dentro", dijo Oviedo.

    "Las consecuencias de tratar de hacer algo legalmente como debe ser legal, y no poder", dijo el director de Veteranos Deportados Unidos, Héctor López.

    En Tijuana, los migrantes, iglesias, y miembros de asociaciones civiles pidieron justicia al gobierno mexicano y al de Estados Unidos para establecer mejores leyes que permitan a las personas que buscan migrar, no se expongan a más peligro, y pierdan la vida sólo por buscar un mejor futuro.