Ex alumno demanda a prestigiosa escuela de La Jolla

La demanda nombra a la escuela Bishop, así como a la perpetradora

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En Bishops School de La Jolla

    Ex alumno denuncia agresión sexual de una maestra y los presuntos abusos habrían ocurrido en la década de los 90.

    (Publicado martes 10 de septiembre de 2019)

    Un ex alumno de la escuela Bishop en La Jolla, una de las instituciones más prestigiosas y costosas de la región, presentó una demanda contra el plantel, con la alegación que una ex maestra lo agredió sexualmente por un número de años en el campus escolar, en su casa, y en restaurantes locales.

    "Nuestro cliente asistió allí para una excelente educación. Le anunciaron una excelente educación y un ambiente seguro en una de las escuelas más prestigiosas de San Diego y en el estado de California. Cuando él llegó allí fue presionado por un maestro y fue abusado sexualmente", dijo el abogado, Alex Cunny del buffet Manly Stewart y Finaldi del condado de Orange, en una entrevista a NBC 7.

    El estudiante afirma que su antiguo maestro de informática comenzó a prepararlo en 1994, cuando era estudiante de segundo año en la escuela preparatoria privada, donde la matrícula cuesta hasta $36,000 al año.

    De acuerdo a la queja, el maestro, quien tenía 32 años en el tiempo del presunto abuso, supuestamente tomaba la mano del estudiante y coqueteaba con él dentro del campus. El supuesto coqueteo luego se convirtió en sexo dentro del laboratorio de ciencias computacionales, en hoteles, restaurantes y en un parque local.

    Durante ese tiempo, el estudiante no reportó el supuesto abuso a ningún familiar ni a las autoridades.

    Cunny dijo que cree que los administradores estaban al tanto del supuesto abuso no sólo de su cliente, sino que de otros también.

    "Un administrador en la escuela vio a nuestro cliente así como a la perpetradora saliendo de su salón, sólo ellos dos, después de que él acababa de ser abusado", dijo Cunny.

    "Este no es el único perpetrador en Bishop que fue reportado", agregó el abogado. "Hay muchas otras víctimas, muchos otros perpetradores. Esto muestra que hay una cultura donde la seguridad de los alumnos es puesto en segundo a la reputación de la escuela".

    Cunny dijo que su cliente se presentó después de recibir un correo electrónico de los administradores de la escuela Bishop en julio del 2018, mientras los administradores de la escuela analizaban "acusaciones de maestros abusivos".

    De acuerdo a la queja, el correo de Bishop sobre la investigación sacó su pasado de vuelta.

    La víctima conocida sólo como "John H. Doe" en la queja, no quiso dar una entrevista. Sin embargo, en una declaración a NBC 7, dijo que era importante reportar abuso sexual en el momento que ocurra.

    "Elegí mantener mi nombre en privado, ya que es el derecho de todas las víctimas de abuso sexual infantil en California", dice la declaración. "Mi mensaje para otras víctimas de abuso en la escuela de Bishop es contactar a las autoridades. Responsabilizar a su abusador. Proteger a otros niños. Se respetará su privacidad y se les va a creer".

    La demanda nombra a la escuela Bishop, así como a la perpetradora. NBC 7 decidió no publicar el nombre de la maestra.

    "Esta escuela plagada de escándalos tenía todas las razones para estar en guardia dada a la larga historia de actividad sexual criminal en su campus", dice una declaración del abogado de la presunta víctima.

    "En cambio, ignoraron todas las señales de advertencia y permitieron que un maestro molestara sexualmente, hostigara y amenazara a nuestro cliente durante dos años. La escuela Bishop es una prestigiosa institución que cobra a los padres más de $37,000 por año en matrícula. Ellos anuncian su afiliación con la Diócesis Episcopal para asegurar a los padres la rectitud moral de la escuela. Sin embargo, fallaron miserablemente en su responsabilidad más básica: mantener a sus estudiantes a salvo de los depredadores sexuales".

    NBC 7 contactó a la escuela Bishop para un comentario, este martes, y la institución contestó con una declaración:

    "Nosotros no estamos enterados de una demanda en contra de la escuela. La escuela Bishop está comprometida completamente en  la seguridad y el bienestar de todos nuestros estudiantes actuales y pasados. Por la privacidad de nuestra comunidad, no es la practica de la escuela el compartir información específica de nuestros estudiantes, ex alumnos, padres, personal o maestros".