Iglesias y albergues en San Diego están a su máxima capacidad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Albergues en San Diego a máxima capacidad

    Se estima que actualmente hay cerca de 1,700 migrantes en diferentes albergues en San Diego. (Publicado jueves 6 de diciembre de 2018)

    Según cifras oficiales actualmente hay más de 1,700 migrantes en albergues de San Diego, abriendo sus puertas a cerca de 50 a 80 personas al día cantidad que los pone a su capacidad máxima.

    Una de estos migrantes es Belem Rodríguez quien huyó de su pueblo en Guerreo, México junto a sus dos hijos.

    Belem cuenta que su vida y las de sus dos pequeños corrían peligro, ya que el hombre que se suponía debía de protegerlos intento matarla.  

    "Me dijo que regresáramos por las buenas o por las malas, y que si no lo hacíamos me iba a mandar matar”, cuenta Belem Rodríguez quien por casi 4 años vivió una relación tóxica con el padre de sus niños.

    Aún recuerda aquel momento de terror cuando el hombre sacó su pistola y la amenazó enfrente de sus hijos.

    “Cuando sacó la pistola me puso contra la pared y me disparó, todo lo hizo enfrente de mis niños”, dijo Belem.

    Asegura que está viva de milagro, ya que la bala perforó su piel pero no alcanzó a herirla.

    "La bala me pasó por la oreja, me tocó el hombro y me salió por aquí por la espalda", comentó Belem.

    Fue este grave incidente lo que la hizo abrir los ojos y tomar la decisión de abandonar México.

    Finalmente, cargando solo lo necesario y en compañía de sus dos pequeños llegó hasta el puerto fronterizo de El Chaparral donde se entregó a los agentes de migración.

    “Cuando llegue pedí asilo, quiero mostrar todas las evidencias que tengo; el balazo que me dio, una demanda que yo le puse, incluso mostrar el apoyo que me dio el DIF de Guerrero para llegar hasta aquí", dijo Belem.

    Tras pasar tres días en el centro de detención de Otay Mesa, fue liberada con un grillete GPS, pero dice deberle la ayuda a una iglesia ubicada en Normal Heights que le abrió las puertas para que no se quedara en la calle con sus hijos.

    Por su parte, otros grupos comunitarios incluyendo La Unión Americana de Derechos Civiles en San Diego están pidiendo la colaboración del gobierno y del sector público para poder auxiliar a los migrantes quienes están pasando por algún proceso legal.

    “Ya no tenemos capacidad, hemos estado dependiendo de diferentes iglesias que abren sus espacios para proveer refugio”, dijo Norma Chávez, Directora ejecutiva de ACLU.   

    Aseguran que necesitan más recursos para sustentar a cientos de familias quienes dependen de la ayuda de organizaciones locales.

    Un claro ejemplo es Belem quien tiene que presentarse a su próxima cita con inmigración este 17 de diciembre en Carolina del Sur, lo cual se le complica ya que no tiene dinero para comprar los boletos de viaje para ella y para sus hijos.