Madre relata experiencia con su hija en centro de detención de la Patrulla Fronteriza

Ella dijo que tuvo que esperar para que su hija recibiera atención médica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rompe el silencio madre que fue detenida con su hija

    Narra la terrible experiencia que vivió durante su estadía en el centro de procesamiento (Publicado lunes 21 de octubre de 2019)

    La mujer que fue puesta bajo custodia en un centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en San Ysidro por 10 días junto con su hija, mientras ambas estaban supuestamente enfermas, habló con Telemundo 20 sobre su experiencia.

    "Yo veía tanto el sufrimiento de mi hija como los demás", dijo la madre, luego de casi una semana libre con su hija en suelo estadounidense.

    Madre e hija detenidas por BP fueron liberadas

    [TLMD - SD] Madre e hija detenidas por BP fueron liberadas
    De acuerdo con la abogada que las representa CBP habría violado la ley Flores por detenerlas más de 10 días y negarse a darles servicio médico.
    (Publicado martes 15 de octubre de 2019)

    Ella quiso permanecer en el anonimato, pero quiso que su historia viera la luz.

    "Tomamos agua contaminada, agua de los baños, de donde está un chorro de los baños, nos daban burritos de frijol arruinados", dijo la madre inmigrante.

    Ella describió las condiciones como desgarradoras, pues ella y su hija terminaron supuestamente enfermándose en ese lugar.

    "Me tuvieron 10 días retenida sin bañarnos, a mi hija se enfermó con diarrea", dijo la madre inmigrante.

    Ella dijo que tuvo que esperar para que su hija recibiera atención médica.

    "Que ya estaba demasiada mal mi hija y les dije, ¿sabe qué? regálenme tantito de esa medicina que esa le va a caer bien a mi hija lo hicieron pero eso fue todo lo que le dieron a mi niña", dijo la madre inmigrante.

    Ella aseguró que otros inmigrantes también se enfermaron.

    "Mucha gente vomitaba los burritos arruinados, ellos le quitaban los frijoles y se comían solo la muy tortilla por que los frijoles estaban muy arruinados estaban podridos tenían gusanos", dijo la madre inmigrante.

    La inmigrante que huyó de El Salvador en junio con su hija por supuestas amenazas y persecución en su país, dijo que sólo quería estar con sus otros hijos que vieven en el estado de Maryland, un objetivo que vio muy lejos mientras pasaban los días y ella estaba detenida.

    "Nos faltaba el aire por la calor de lo que era la patrulla fronteriza nos subieron muy fuerte el aire caliente sentíamos que la ropa nos quemaba que el cuerpo nos quemaba", dijo la madre inmigrante.

    A pesar de lo que la inmigrante aseguró haber vivido, ella aseguró que la mala experiencia valió la pena.