Padre e hijo escapan incendio de vivienda en Poway, gato muere

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Padre e hijo escapan incendio de vivienda en Poway, gato muere

    Un hombre de Poway y su hijo escaparon las llamas que consumía su vivienda el domingo por la mañana, pero el incendio le quitó la vida a su gato, una “grande pérdida” de acuerdo al padre.

    Greg Heer dice haber sido despertado por la alarma de incendios a las 3 a.m.

    “Salté de la cama y corrí hacia la ventana”, Heer dijo. “Miré hacia abajo y uno de los postes en la parte de en frente de la casa estaba en llamas…Para cuando sabía lo que estaba pasando, la parte de atrás de la casa estaba prácticamente consumida”.

    Heer de 72 años y su hijo de 34 años rápidamente salieron de su vivienda. La familia tenía dos perros y dos gatos.

    Heer dijo que aunque él, su hijo y sus perros están bien, uno de sus gatos desafortunadamente murió en el incendio y el otro todavía sigue desaparecido.

    “Es horrible”, dijo Heer. “No puedo creer que me sucedió a mí”.

    Heer dijo que quería regresarse a su casa para encontrar a sus gatos y agarrar sus llaves y billetera pero que no pudo debido al humo.

    “Ya no podíamos entrar más a la casa, entonces salimos afuera y esperamos hasta que el departamento de bomberos viniera”, dijo Heer.

    El Departamento del Alguacil de San Diego y el Departamento de Bomberos de Poway respondieron al incidente en la calle St. Andrews Drive. Les tomó más de una hora para combatir las llamas.

    Oficiales tuvieron que evacuar varios viviendas de los vecinos y hasta un centro de asistencia cercano como precaución. Poco después, los residentes pudieron regresar a sus viviendas.

    “Salí, desperté a toda mi familia, pero el incendio estaba tan grande”, dijo Vinod Sawhney, un vecino. “Es muy triste. Al mismo tiempo, me da gusto que estén bien”.

    La madre de Heer falleció el noviembre pasado y las cajas con sus pertenencias fueron destruidas o dañadas por el incendio. Heer también dijo que sus fotos y recuerdos que había colectado están dañados.

    “Sabes, te duermes anoche esperando ver el torneo de golf y ahora casi todo ya no está“, dijo Heer.

    Heer ha vivido en esa casi por más de tres décadas.