NBC: Revelan que hay infiltrados dentro de la caravana migrante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC: Infiltrados en la caravana migrante

    NBC, cadena hermana de Telemundo, reportó que el gobierno federal de EEUU recibe datos de informantes encubiertos dentro de la caravana migrante y se han infiltrado a sus grupos de Whatsapp. Una práctica que hasta el momento no es ilegal. (Publicado miércoles 21 de noviembre de 2018)

    Nuestra cadena hermana, NBC News, reportó que el gobierno federal de EEUU ha estado recibiendo datos de informantes encubiertos dentro de la caravana migrante.

    Según el reporte, el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS) paga a cambio de la información, aunque hasta ahora, no se sabe cuánto ha desembolsado.

    Nielsen: "Por lo menos 500 son criminales"

    [TLMD - SD] Nielsen: "Por lo menos 500 son criminales"
    Tras su visita a la frontera sur, la Secretaria de Seguridad Nacional dijo que no permitirán que ninguna persona entre de manera ilegal al país y que por lo menos 500 miembros de la caravana son criminales.
    (Publicado martes 20 de noviembre de 2018)

    Esta modalidad y este recurso no se consideran ilegales y es un rumor que los migrantes habían escuchado antes.

    “Venían diciendo desde que entramos aquí a México que sí venía gente infiltrada”, dijo un migrante de la caravana.

    Inició como un rumor entre los migrantes, pero NBC News confirmó el 20 de noviembre la presencia de informantes infiltrados dentro de la caravana.

    “Es muy normal tener informantes, hasta en movimientos sociales, particularmente cuando tenemos una operación de esta escala, con múltiples agencias”, dijo Everard Meade, el director del Instituto Transfronterizo en la Universidad de San Diego.

    Caminando con los migrantes no es la única manera que EEUU está obteniendo información. Dos funcionarios de la agencia federal afirmaron que también lograron colarse a grupos de WhatsApp, por donde unos 4,000 hondureños se han comunicado a lo largo de la travesía.

    “El problema es que esos mismos medios [están] llenos de chismes, de rumores y de datos malos”, dijo Meade.

    De esta manera, DHS ha podido monitorear el tamaño y movimiento de la caravana, además de las potenciales amenazas.

    Cuando las garitas fueron cerradas el lunes, oficiales del DHS afirmaron que sus trabajos de inteligencia indicaban que los migrantes querían correr en multitud a EEUU por los carriles de la garita.

    Un suceso que no se materializó pero que desde el lunes ha creado caos en la frontera. 

    La secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen, llegó a la frontera el martes, y aunque no habló de los infiltrados, dijo que han identificado a por lo menos 500 personas dentro de la caravana migrante quienes son criminales y pandilleros.

    Aún se desconoce cuánto ha pagado el gobierno federal de EEUU por los informantes infiltrados.