Residente sobrevive la mortal explosión en su casa

La madre de familia pensó que no saldría viva

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Residente sobrevive explosión en su casa

    Una persona perdió la vida tras fuga de gas.

    (Publicado martes 16 de julio de 2019)

    Una madre que estaba dentro de su hogar, cuando se tuvo una mortal explosión de gas, recuenta los horríficos momentos por los que pasó durante el incidente. Ella logró escapar con tan sólo unas heridas menores.

    Un oficial de bomberos forzó a Alexis Haaland a evacuar su hogar el lunes por la mañana, luego de que un trabajador de una empresa de energía solar escavó una línea de gas en su residencia.

    Explosión en vivienda deja un muerto y varios heridos

    [TLMD - SD] Explosión en vivienda deja un muerto y varios heridos

    La rotura de una tubería de gas natural causó el incidente en Murrieta.

    (Publicado martes 16 de julio de 2019)

    Personal de la utilidad fue llamado a la escena para arreglar la situación.

    A aproximadamente 45 minutos después de que llegaron, un oficial de bomberos permitió a la mujer de 27 años a que entrara a su casa para tomar su cartera y una bolsa de pañales.

    Haaland le dijo a sus dos hijos y a su madre, que regresaría pronto.

    "Sentí una gran ráfaga de calor y todo empezó a estrellarse a mi alrededor", dijo Haaland. "Sólo estaba sosteniendo mi cabeza y gritando ¡Oh Dios mío, Dios mío! Sólo estaba esperando que algo me golpeara".

    La explosión ocurrió a alrededor de las 12:10 p.m., de acuerdo al subjefe del Departamento de Bomberos y Rescate de Murrieta, David Lantzer.

    Wade Kilpatrick, de 31 años, un empleado de la Compañía de Gas del Sur de California (SoCalGas, por sus siglas en inglés), murió debido a la explosión, y otras 15 personas resultaron heridas. La fuerza de la explosión redujo la casa de la familia militar a escombros carbonizados y voló escombros hasta tres cuadras de distancia.

    En el interior, Haaland sólo podía cubrirse la cabeza y rezar por un escape seguro, cuando su hogar comenzó a desmoronarse y arder a su alrededor.

    "Pensé que era el final", dijo Halland. "Estaba esperando que algo me golpeara y eso fue todo. No pensé que iba a salir de allí en absoluto".

    Por suerte, Haaland dijo que nada cayó sobre ella y reconoció la oportunidad de escapar por una ventana rota. Mientras intentaba atravesarla, se dio cuenta de que una puerta caída estaba bloqueando su escape.

    Fue entonces cuando dos empleados de SoCalGas la vieron y ayudaron a sacarla.

    Una vez libre, Haaland corrió hacia su madre y sus dos hijos, uno de tres años y otro de un año, que esperaban con incredulidad al otro lado de la calle.

    "Corrí hacia mi madre y mi madre estaba gritando porque sólo vio que mi casa estaba siendo aplastada", dijo. "Ella sólo me mira y me dice: ¿Cómo saliste? No sé cómo salí tampoco, pero estoy muy agradecida de que lo hice".

    Haaland y su esposo, Alex, y sus niños, habían vivido en la casa por menos de un mes.

    "Fue la casa de mis sueños", dijo y agregó que le recordaba a la casa en el barrio Tierrasanta en San Diego, donde creció.

    Haaland sólo sufrió algunos rasguños leves, pero dice que está emocionalmente traumatizada por lo sucedido. Su esposo ha hablado de reconstruir la casa de sus sueños, pero Haaland no está segura de si podrá volver alguna vez.

    "Pensaría todo el tiempo en el hombre que murió en frente de mi casa, y en las paredes que se me estaban cayendo y no sé si podría vivir en ese lugar, ¿sabes?", dijo. "Me siento muy mal por el hombre que perdió su vida y su familia porque salí, y sí, todas mis cosas se han ido, pero todo puede ser reemplazado y la vida de ese hombre no se puede".

    Se ha lanzado una página de GoFundMe para ayudar a los Haalands a recuperarse. La madre dice que ya han recibido varias donaciones de ropa y pañales, que según ella, son de gran ayuda.

    Kilpatrick era un técnico de construcción líder que tenía 11 años de empleo en la empresa de servicios públicos, según un portavoz de SoCalGas.

    Tres bomberos del Departamento de Bomberos y Rescate de Murrieta se encontraban entre los otros 15 heridos, pero no se reveló el alcance de sus lesiones.

    La compañía de energía solar contratada involucrada, según se informa, no llamó al 811 para salir y marcar la línea de gas, antes de la excavación, como lo es la ley de California, dijo el vicepresidente de construcción de SoCalGas, Cedric Williams.

    Docenas de casas que rodean la casa de Haaland en Wooden Horse Trail, fueron dañadas por escombros voladores.

    Christine Detz de SoCalGas dijo que el personal de servicios públicos detuvieron el flujo de gas a la propiedad a aproximadamente la 1 p.m.

    El patrón de explosión muestra que la mayoría de los escombros fueron volados hacia el sur hasta tres cuadras. Los investigadores de incendios acordonaron el campo de escombros cómo parte de su investigación.

    La policía de Murrieta cerró Clinton Keith Road a todo el tráfico de Carrington a Nutmeg Street y dijo que no se permitiría que nadie ingresara al área, incluidos los residentes, por un periodo de tiempo indeterminado por razones de seguridad.

    Aquellos que no pueden acceder a sus hogares durante este cierre pueden ir al gimnasio de práctica en Vista Murrieta High School ubicado en 28251 Clinton Keith Road.