“Si tomas una vida deberías rendir tu vida”, dijo el padre de una mujer asesinada

La mujer murió protegiendo a su bebé que estaba a días de su primer cumpleaños.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rodrick Harris se declara culpable de asesinar su novia

    El jueves Rodrick, el hombre que disparó y mato a su novia mientras ella protegía a su bebe fue sentenciado el jueves después de declararse culpable. Harris pasará los próximos 35 años de su vida en prisión.

    (Publicado jueves 1 de febrero de 2018)

    SAN DIEGO - El padre de una mujer que fue asesinada a tiros mientras protegía a su bebé de 11 meses dijo en una corte el jueves que su asesino debería haber recibido la pena de muerte.

    "Lo que me gustaría es la pena de muerte, pero ni siquiera es una opción disponible", dijo Brady Bobo. "Creo que si tomas una vida deberías rendir tu vida”.

    Testimonio del padre de Vanessa Bobo, asesinada por su novio

    [TLMD - SD] Testimonio del padre de Vanessa Bobo, asesinada por su novio

     "Lo que me gustaría es la pena de muerte, pero ni siquiera es una opción disponible", dijo Brady Bobo, le padre de Vanessa Bobo durante la sentencia del novio acusado de su asesinato "Creo que si tomas una vida deberías rendir tu vida.35 a cadena perpetua es un número cuantitativo que no se le ofreció a Vanessa porque a este punto, él tiene 14 meses más que él le dio".

    (Publicado jueves 1 de febrero de 2018)

    Roderick Lamar Harris disparó a Vanessa Marie Bobo, de 29 años, en el apartamento que compartían en Lake Murray el 12 de octubre de 2016. Cuando Vanessa recibió el disparo, estaba protegiendo a su bebé, que estaba a solo 9 días de su primer cumpleaños. Su hijo de 5 años fue testigo del asesinato y luego ayudó a los agentes a identificar a Harris.

    Harris fue sentenciado a 35 años hasta cadena perpetua el jueves por la muerte de Vanessa.

    La familia de Vanessa estaba en la corte cuando Harris recibió su sentencia. Vestían de púrpura y llevaban mariposas monarca clavadas en su pecho en su honor. Una a una, la familia leyó las declaraciones preparadas a Harris.

    El padre de Vanessa, Brady, habló primero. Le dijo a la corte que la sentencia de Harris no fue lo suficientemente dura para el dolor que causó.

    “35 a cadena perpetua es un número cuantitativo que no se le ofreció a Vanessa porque a este punto, él tiene 14 meses más que él le dio", dijo el padre.

    Harris mantuvo la cabeza agachada, los ojos cerrados, mientras cada persona hablaba.

    "Lo que Roderick hizo simplemente me apuñaló directamente en el corazón", dijo la madre, María Bobo. "Me causó tanto dolor, dolor insoportable sin alivio para siempre. Quiero preguntarle, ¿qué le hice para merecer este dolor para siempre?

    Latoya Robinson, la hermana mayor de Vanessa, dijo que por meses después de enterarse de su muerte no podía comer. Solo podía pensar en todos los planes que habían hecho, como la primera fiesta de cumpleaños del hijo de Vanessa, un intercambio familiar y viajes con sus hijos.

    "Se suponía que íbamos al zoológico el día 20, pero ¿cómo iba a decirles a mis hijos que el hombre al que pronto habrían llamado tío había sin ninguna vergüenza, de manera innecesaria, fría y despiadadamente, sin pestañear, había asesinado a su tía?" Robinson dijo llorando en corte.

    Harris dijo en un comunicado leído por su abogado el jueves que nadie lo odia más de lo que se odia a sí mismo.

    "Señor. Harris no podría vivir con la idea de no responsabilizarse por lo que ha hecho y por traumatizar a sus hijos y no proporcionarles un cierre ", le dijo su abogado al juez.

    En octubre de 2016, Vanessa sufrió múltiples heridas de bala en el apartamento que compartia con Harris en Lake Arrowhead Drive, cerca de Navajo Road.

    Los testigos dijeron a los oficiales del Departamento de Policía de San Diego (SDPD) que oyeron una pelea, disparos y luego vieron a un hombre huir de la casa. Cuando los oficiales llegaron al lugar, encontraron el cuerpo sin vida de Bobo y el hijo de 5 años de la víctima y un bebé llorando dentro de la vivienda.

    Después de hablar con el hijo mayor de Vanessa, los agentes identificaron al novio de Vanessa, Harris, como el sospechoso de los disparos.

    Harris no estaba en ninguna parte, y la policía inició una búsqueda del sospechoso, lanzando al público una fotografía de Harris, advirtiendo que lo consideraban armado y peligroso.

    Varias horas después de la persecución, Harris fue arrestado cerca de la cuadra 200 de Woodlawn Avenue en Chula Vista.