Valley Fire

Calidad del aire afectada en la región tras incendio de “Valley Fire”

El cielo de San Diego incluso perdió el color azul aguamarina que lo distingue

Telemundo

BARRIO LOGAN- La calidad del aire en la región continúa afectada por el humo proveniente del incendio Valley al este del condado de San Diego. Y en el nivel de calidad del aire que nos encontramos actualmente no es recomendable que asmáticos, por ejemplo, salgan de su casa.

“Mucha contaminación, y con esto de los incendios se empeora más, y esto afecta mucho a los niños que tienen asma y a los de la tercera edad”, dijo María Peñuelas, una mujer con asma en San Diego.

El cielo de San Diego incluso perdió el color azul aguamarina que lo distingue.

“Con los incendios forestales el gran problema ahora son las partículas, las partículas del humo es el humo que uno puede ver en el aire y esas partículas también dañan la salud”, dijo Johanna Heyer, ingeniera medioambiental.

Masas de aire compuestas por partículas de carbono y gas ozono que son perjudiciales para la salud, aunque el martes era más notable el humo que llegaba del incendio de Valley.

“Hay riesgo para las personas que tienen riesgo de salud, peor las persona en promedio no tienen grandes riesgos”, dijo.

Actualmente los niveles preocupantes para la salud en relación con el índice de valores de la calidad del aire es moderado en casi toda nuestra región, lo cual representa un riesgo para asmáticos como Peñuelas.

“Es muy difícil porque si abres la ventana se mete el humo, si cierras la ventana hace demasiado calor, y desafortunadamente vivimos en una comunidad de bajos ingresos donde los apartamentos no tienen aire acondicionado”, comentó.

Los residentes en Barrio Logan lidiaron con la pandemia de COVID-19, y al mismo tiempo con las masas de humo negro que emanaban de la explosión del buque de asalto anfibio USS Bonhomme Richard, y ahora, con la calidad de aire afectada por el incendio de “Valley Fire”.

“Imagínate que difícil es para las familias que vivimos aquí cerca del puerto, con la contaminación del puerto el humo de los incendios”, comentó.

En el norte del estado, en San Francisco, la situación fue peor, y es que el cielo se tiño de naranja y la visibilidad es casi nula, y es  principalmente carbono lo que inhalan sus residentes.

“Lo mejor cuando hay contaminación es quedarse dentro de la casa, eso es lo más seguro”, agregó Heyer.

Pero no todos pueden permanecer en casa, algunos como Peñuelas deben trabajar pues hay un techo que pagar y la pandemia del coronavirus no da tregua en Barrio Logan.

“Es muy difícil vivir así”, expresó Peñuelas.

Contáctanos