Coronavirus

Convierten el patio de su casa en un aula de clases

El regreso a clases bajo la nueva normalidad ha sido una tarea titánica, en especial para familias de bajos recursos.

Telemundo

SAN DIEGO- Una familia hispana en San Diego convirtió el pequeño patio de la casa en un rústico salón de clases para los pequeños del hogar para un regreso en línea virtual que no ha sido sin obstáculos.

Entre caídas de la conexión de Internet en reiteradas ocasiones, falta de concentración de los niños, quienes a pesar del esfuerzo de su madre se frustran, estudiar en línea ha sido una tarea titánica para todos.

“Por la séptima o la octava vez estoy tratando de reiniciar la conferencia escolar del niño para poderlo conectar con la clase, porque la red se cae, se cae y se cae”, cuenta Maribel Rodríguez quien trata de asistir a su hija y su hijo que iniciaron clases desde el 24 de agosto.

Maribel Rodríguez asiste a su hija a conectarse nuevamente a una de sus conferencias para sus clases en línea durante la pandemia.

“Uno tiene conexión buena, la otra conexión mala durante el día entero y es una de que a bajar santos el día a día para que funcionen los dos”.

Con los pocos recursos que tienen desde el patio de su casa, la familia hace lo que puede.

La escuela les dio un par de Chromebooks, pero dicen que les continúan fallando.

“Tuve que ir tres veces a la escuela a decirles porque activamos la computadora y a los 20 minutos se cerraba la pantalla”, aseguró Rodríguez.

Y es que, aunque tengan buena señal, con tantas pestañas abiertas, el ordenador portátil se les sobrecarga.

Los hijos de Rodríguez son alumnos de educación especial, que sufren de ansiedad y estrés postraumático, dejan a un lado los problemas tecnológicos para refugiare en Bambi.

Frustrado de no poderse conectar a su clase, Gustavo se pone los patines para un recreo adelantado.

“Ahorita cuando logre volver a conectarme tengo que disculparme con los maestros y decirles que la red se está cayendo en un embrollo que a veces los maestros no creen”, dijo.

La escuela Keiller Leadership Academy, envió la semana una carta a los padres diciéndoles que la enseñanza continuaría en línea hasta que existan los indicadores requeridos para el regreso a las aulas.

Mientras tanto, en el patio devenido en salón de clases de la familia Rodríguez, la caída del Internet le permitió al menor tomar su descanso con antelación para patear la pelota, y ponerse los patines, lo que en un salón de clases sería inconcebible.

La única ventaja que Rodríguez ve en la educación en línea es que sus hijos están protegidos de contagiarse del COVID-19 en la escuela, aparte de eso, han sido problemas constantes que derivan en la frustración de los más chicos. 

Contáctanos