La muerte de Aarabella

Muerte de Aarabella: detallan la tortura de tres menores presuntamente a manos de su familia adoptiva

La jueza negó la fianza para los acusados, que incluyen a la madre adoptiva, que era parte del liderazgo de la iglesia The Rock en San Diego.

Telemundo

SAN DIEGO, California. - Una jueza del condado de San Diego afirma que los cargos de abuso infantil que enfrentan una mujer de Spring Valley y su madre son tan raros, atroces e insensibles que las mujeres son un peligro para el público y deben permanecer encerradas.

Es la primera vez que se hacen públicos algunos de los detalles relacionados con la muerte de su hija adoptiva y su nieta de 11 años en agosto.

Una cámara multimedia compartida dentro de la sala del tribunal captó los sonidos de las expresiones de asombro del personal del tribunal mientras el fiscal detallaba el presunto abuso sufrido por Aarabella McCormack, de 11 años, y sus dos hermanas menores sobrevivientes en su casa de Spring Valley. Pero el fiscal dijo que tan impactante como las acusaciones es quienes están acusados de cometerlas, debido a sus vínculos con una megaiglesia local y el Departamento de Policía de San Diego.

"No podemos imaginar ningún escenario en el que personas como estas enfrenten cargos como este, contra acciones escandalosas y malvadas como esta, donde no son un peligro para el público", dijo el fiscal de distrito adjunto Meredith Pro.

GOLPES, AISLAMIENTO Y PRIVACIÓN DE COMIDA: LOS PRESUNTOS ABUSOS

Leticia McCormack y su madre, Adella Tom, abusaron físicamente de las tres niñas adoptadas de McCormack con paletas y palos, las privaron de comida y agua, las aislaron en sus habitaciones, les negaron el acceso a los baños y las obligaron a participar en ejercicios rigurosos, según Pro.

Las acciones de los acusados ​​llevaron a la muerte de Aarabella, de 11 años, que pesaba solo 48 libras en el momento de su muerte, menos del peso que tenía cuando tenía 5 años, dijo Pro. Aarabella estaba cubierta de moretones y tenía al menos 15 fracturas de huesos separadas, según Pro.

Sus dos hermanas menores sobrevivieron pero estuvieron hospitalizadas durante tres semanas.

This undated photo shows the McCormack family. NBC 7 has altered the image to protect the identity of the surviving children. From left to right, Aarabella McCormack, Leticia McCormack, & Brian McCormack.
Esta foto sin fecha muestra a la familia McCormack. TELEMUNDO 20 ha alterado la imagen para proteger la identidad de los niños sobrevivientes. De izquierda a derecha, Aarabella McCormack, Leticia McCormack y Brian McCormack.

“Han expresado que están felices de que estos dos individuos estén bajo custodia y que esperan que permanezcan allí porque los hace sentir seguros”, dijo Pro.

LOS CARGOS QUE ENFRENTAN LOS ACUSADOS

Leticia McCormack enfrenta tres cargos de abuso infantil y tortura, y un cargo de asesinato. Su abogado argumentó que debido a que los cargos se relacionan con las niñas y dado que ya no están bajo su custodia, ella no representa una amenaza.

“Sra. McCormack no tiene arrestos previos”, argumentó su abogado defensor, Gregory Garrison. "Sin condenas previas y no hay evidencia. Permítanme decirlo de nuevo, no hay evidencia para respaldar el argumento de que ella representa un peligro para el público".

La abuela adoptiva de Aarabella, Adella Tom, también enfrenta cargos de abuso infantil y tortura, pero no de asesinato.

“Ella, creo que más, no representa un peligro para la comunidad”, dijo el defensor público de Tom, Randy Wagner. “Tiene 70 años. Ella es frágil. No ha conducido un automóvil en tres años”.

Los acusados ​​se declararon inocentes y sus abogados señalaron el estatus de sus clientes en la comunidad. Leticia McCormack fue anciana y administradora de Rock Church. Su madre y su padre se han desempeñado como voluntarios en el Departamento de Policía de San Diego desde 2015. Pero es precisamente ese liderazgo comunitario lo que, según el fiscal, hace que esto sea aún más preocupante.

“Ella se presentaba a sí misma como un pilar de la comunidad, pero secretamente en su casa se muere de hambre y abusa de sus hijos y los alienta”, dijo Pro.

Al final, la jueza Kathleen Lewis se alineó con la parte acusadora y negó la libertad bajo fianza.

El abuelo adoptivo de Aarabella, Stanley Tom, también enfrenta cargos de asesinato, abuso infantil y tortura. Pero su defensor público no le pidió a la corte que concediera la libertad bajo fianza a su cliente, por lo que también permanecerá tras las rejas.

This photo from November 16 shows Stanley Tom appearing in court for the first time facing charges in connection with the death of 11-year-old Aarabella McCormack.
Esta foto del 16 de noviembre muestra a Stanley Tom compareciendo ante el tribunal por primera vez enfrentando cargos relacionados con la muerte de Aarabella McCormack, de 11 años.

PADRE ADOPTIVO SE QUITÓ LA VIDA TRAS LA MUERTE DE AARABELLA

Una persona que no enfrentará cargos es el padre adoptivo de Aarabella, Brian McCormack, quien se desempeñó como agente de la Patrulla Fronteriza. Brian McCormack murió por suicidio frente a los agentes después de que los médicos declararan muerta a Aarabella. Los fiscales dijeron que si estuviera vivo hoy, también enfrentaría cargos.

Algo que TELEMUNDO 20 Investiga ha estado tratando de comprender es qué sabían los Servicios de Bienestar Infantil sobre el abuso, si es que sabían algo. El condado ha negado repetidamente nuestra solicitud de registros relacionados con el caso, incluida la causa de muerte de Aarabella.

Cuando le preguntamos a Pro fuera de la sala del tribunal cómo es posible que se permitiera que el abuso infantil continuara durante tanto tiempo, respondió: "Su suposición es tan buena como la mía".

Una portavoz de Rock Church le dijo a TELEMUNDO 20 que ha quebrantado cualquier lazo con Leticia McCormack y los Toms. El Departamento de Policía de San Diego confirmó que Adella y Stanley Tom sirvieron como voluntarios, pero no ofreció una declaración.

Los tres sospechosos volverán a la corte en enero para una audiencia de preparación preliminar. Eso determinará cuándo se establecerá una fecha de juicio.

Este artículo ha sido traducido por Fabiola Berriozábal, puedes encontrar el reportaje en inglés en nuestra cadena hermana NBC7 aquí.  

Contáctanos