‘El daño está hecho”: madre de adolescente acribillada durante sentencia

Dos hombres fueron condenados el miércoles, cada uno con penas de prisión de más de 80 años, por disparar y matar a una adolescente en Oceanside hace dos años.

Annabell Flores, de 15 años, fue acribillada a tiros el 3 de septiembre de 2016 en Balderrama Park.

El juez Sim Von Kalinoswki sentenció a Daniel Ramos a 92 años de prisión a cadena perpetua por asesinato en primer grado, e intento de asesinato en primer grado, por ser un pandillero y poseer armas de fuego. Él fue quien apretó el gatillo, dijeron los fiscales.

Elias Ramos fue sentenciado a 84 años de prisión a cadena perpetua por asesinato en primer grado e intento de asesinato en primer grado. Ramos exploró el lugar antes del tiroteo, dijo el juez.

Los dos hombres usaron máscaras y abrieron fuego sin ninguna provocación, agregó.

"El daño está hecho", dijo la madre de Flores en la audiencia de sentencia. "Ustedes se llevaron a mi hija. Mi niña especial".

"Estoy molesto y enojado", dijo Robert Espinosa, el abuelo de Annabell. "Se ha cumplido con la justicia y estas personas que eligieron para vivir la vida de las pandillas pagarán el  precio máximo que es una vida en prisión".

Los oficiales de policía de Oceanside encontraron a la víctima de espaldas en el área de juegos del parque. Ella había sufrido al menos una herida de bala.

Los fiscales dijeron que los acusados ​​buscaban asesinar a un miembro de una pandilla rival en el Parque Balderrama. Sin embargo, Flores terminó como la víctima.

El fiscal le dijo al juez que este crimen era "lo peor de lo peor".

La familia de la víctima dijo que aunque la policía afirma que ambos jóvenes buscaban miembros de una pandilla rival, Flores no estaba afiliada, sino que había crecido en el área.

Contáctanos