Coronavirus

Hermanos luchan para salvar a su padre del COVID-19

Tuvieron que internarlo en un hospital privado cuando se puso tan grave que no lo podían atender en el hospital en el estadio de los Zonkeys en Tijuana.

Telemundo

TIJUANA- Un abuelo de Tijuana se sumó a la lista de infectados por COVID-19 y ahora lucha por su vida en un hospital, mientras que su familia en ambos lados de la frontera espera un milagro.

Dicen que la enfermedad no solo les está ocasionando un desgaste mental, sino además económico y lo que más les duele es no poderlo visitar.

Según su hija Claudia Rosado, Nerio Rosado Hernández, de 64 años, no presentó los síntomas típicos del coronavirus “no tenía gripe, no tenía fiebre, o tenía nada”. Sin embargo, su padre presentaba malestares en el cuerpo y debilidad, algo que para él es común por su edad y por su padecimiento de diabetes.

“Se nos hizo raro que los dolores de la diabetes le duraran tanto”, dijo Rosado y fue cuando se preguntaron por la posibilidad de COVID-19 y le realizaron la prueba y dio positivo.

De ahí comenzó a tener problemas para respirar y vio su salud deteriorarse. Tuvieron que rentar tanques de oxígeno y cuando no era suficiente su doctor les dijo que fueran al hospital inmediatamente.

“Cuando lo llevábamos el oxígeno ya no le alcanzaba, lo estaba consumiendo a la velocidad de la luz”, recordó Claudia.

Dicen que la intención era llevarlo a un hospital de gobierno, pero no fue posible.

“Se nos informó que por la gravedad de su salud en este momento no es candidato para la unidad médica de Zonkeys y ahorita estamos viendo con ellos mismos el apoyo para ver si nos pueden conseguir una cama en el seguro social”.

Mientras eso ocurre, Nerio está internado en un hospital privado de Tijuana.

“Lo llevamos al hospital Excel, pero para poderlo ingresar nos pidieron una suma fuerte de 20,000 dólares”.

Dice que esa cantidad fue únicamente para poderlo admitir, y ahora los cobros por seguir hospitalizado se le están acumulando aparte de que su estado de salud no es muy favorable.

“Ya está con un 80% de daño pulmonar”, aseguró Claudia.

Mientras tanto, otro hijo de Nerio que vive del otro lado de la frontera en San Diego, está con las manos atadas.

“Mi hermano, a raíz de esto, en su trabajo lo descansaron por dos semanas porque ahora es un caso sospechoso por estar en convivencia con mi papá”.  

Claudia, quien es madre soltera y su hermano en San Diego están haciendo lo posible por conseguir el dinero para solventar los gastos médicos, por lo que crearon una página de apoyo monetario.  

El señor Nerio tiene una ferretería en Tijuana. Sus dos hijos y dos nietos solo anhelan una cosa. Volverlo a tener en casa sano y salvo.

Esta madre de familia le envía un mensaje a la comunidad. Les pide a todos que por favor usen cubrebocas para que haya menos probabilidades que pasen por lo mismo que ella y su familia.

En un correo electrónico enviado a todo el Departamento del Alguacil del Condado Marion, el alguacil Billy Woods afirmó que los cubrebocas estarían prohibidas dentro de los edificios de los departamentos y mientras los oficiales están en servicio.
Contáctanos