Repartidor de agua salva a una mujer en Escondido después de encontrarla caída en el suelo

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Repartidor de agua salva a una mujer en Escondido

    La víctima de la tercera edad tenía casi 24 horas tirada en su cocina tratando de pedir auxilio. Ahora, La comunidad considera al buen samaritano como un héroe.

    (Publicado miércoles 10 de abril de 2019)

    Un repartidor de agua de origen hispano le salvó la vida a una mujer de la tercera edad en Escondido después de que se cayera en su propia cocina.

    “Parece que se rompió una costilla y un brazo”, dijo Marco Perea, el buen samaritano que la encontró. “La miré en el suelo y estaba al lado del refrigerador y estaba temblando mucho y decía que no se podía mover”.

    Según Perea, la mujer ya tenía casi 24 horas tirada en el suelo antes de que llegara.

    Como de costumbre, Perea se encontraba distribuyendo agua a sus clientes. Al llegar al complejo de departamentos de la víctima quien conocía desde hace ocho meses, dice Perea que notó algo atípico.

    “Cuando fui a su puerta, usualmente toco y me habla y abre la puerta”, dijo Perea.

    Sin embargo, en esta ocasión, eso no ocurrió. De acuerdo a Perea, la mujer nunca abrió la puerta y solo escuchaba su voz a lo lejos.

    “Le hace ‘¿Dónde estoy yo’? Le digo ‘pues estás en tu casa, aquí vives’, y dice ‘no puedo ver, parece que me caí’”.

    Perea dice que lo primero que se le ocurrió fue pedir ayuda; llegó una enfermera quien afortunadamente conocía a la víctima y tenía el contacto de uno de sus familiares.

    “Decía que le dolía mucho, se quejaba del dolor y después se le llamó al 911”, dijo Perea.

    Las autoridades llegaron en cuestión de minutos, según Perea.

    “Llegaron y abrieron la puerta y también unos familiares de ella y la cubrieron con una sábana porque estaba en el suelo desde el día anterior”, dijo Perea.

    La mujer fue hospitalizada pero se desconoce su condición de salud.

    “No me considero un héroe. Yo creo que lo hubiera hecho cualquier persona si se hubiera encontrado en esas circunstancias”, dijo Perea.