San Diego

Hombre de San Diego sentenciado por ejecutar a su esposa

Al menos tres personas presenciaron a Fernando Ávila dispararle a su esposa separada, dijo la policía

Telemundo

Un hombre acusado de matar a la madre de sus dos hijos el día que ella tenía la intención de entregarle los papeles del divorcio se enteró de su suerte en la corte el lunes.

SAN DIEGO- Un hombre acusado de matar a la madre de sus dos hijos el día que ella tenía la intención de entregarle los papeles del divorcio se enteró de su suerte en la corte el lunes.

Julia María Serrano Ávila, de 29 años, fue asesinada en un tiroteo en diciembre de 2019. Su esposo, Fernando Ávila, de 28 años, fue arrestado como único sospechoso en el caso.

Más tarde, Ávila se declaró culpable de un cargo de asesinato en primer grado y una acusación de arma de fuego en relación con el caso.

El lunes, un juez de la corte de distrito de San Diego condenó a Ávila a 35 años a cadena perpetua.

Durante la sentencia del lunes, Ávila se disculpó con la familia de Julia “por hacerte pasar tanto dolor” y sus hijos “por quitarles a su mamá”.

Julia Ávila recibió un disparo al estilo de una ejecución en la calle frente a una casa de empeño de City Heights, dijo el fiscal, a unas cuadras de la casa en la que vivía con los dos hijos de la pareja.

La policía de San Diego dijo que al menos tres personas presenciaron el tiroteo. Violeta Márquez, quien vive al lado de la familia, le dijo a TELEMUNDO 20 que escuchó gritos por primera vez y llamó al 911. Luego, fue testigo de cómo Ávila disparaba dos tiros a su esposa.

“Ella se sentó en la acera y fue entonces cuando no sé qué le dijo”, dijo Márquez. “Y como segundos, le disparó de nuevo”.

Ávila se quedó y la abrazó antes de partir a pie, dijo Márquez.

Los testigos dijeron que la pareja estaba discutiendo antes del tiroteo, que ocurrió a pocas cuadras de la escuela primaria Rosa Parks y el centro de la ciudad del vecindario.

La sargento, Michelle Velovich dijo que la discusión comenzó dentro de su casa y se pasó a la calle y finalmente fuera de la casa de empeño, que no tiene afiliación ni con el sospechoso ni con la víctima.

No estaba claro cuánto de los disparos presenciaron los niños, si es que hubo alguno, pero estaban dentro de la casa en ese momento. Los niños, identificados por los vecinos como de entre 8 y 12 años, fueron llevados para quedarse con miembros de la familia, dijo el Departamento de Policía de San Diego (SDPD, por sus siglas en inglés).

TELEMUNDO 20 se enteró de que Julia María Serrano Ávila había solicitado el divorcio en noviembre de 2019. Estaba planeando entregar a Ávila esos documentos, le dijo su padre, Pablo Serrano, a TELEMUNDO 20.