Compra un arma a pesar de sus antecedentes en una corte militar

Nuestra cadena hermana NBC 7 ha estado investigando cómo Edwardo Arriola, un ex infante de marina, acusado de la muerte a tiros del cuerpo de la armada Devon Rideout, pudo comprar un arma después de que fuera dado de baja del militar tras un diagnóstico de esquizofrenia.

Tener un diagnóstico de una enfermedad mental no descalifica a una persona para comprar o poseer un arma de fuego. Arriola no debería haber podido comprar un arma porque un juez militar lo consideró: "mentalmente defectuoso" durante una audiencia en un tribunal militar.

Conforme a la ley federal, es ilegal que una persona venda o disponga de cualquier arma de fuego o municiones a cualquier persona que sepa o tenga una causa razonable para creer que dicha persona "ha sido declarada como mentalmente defectuosa o ha sido internada en alguna institución psiquiátrica". 

El fallo del tribunal militar se produjo después de que Arriola, un técnico de helicópteros que se unió a los marines en 2011, fue a México y no regresó en 2014.

Dos años más tarde Arriola fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza y regresado al Cuerpo de Infantes de Marina donde lo mantuvieron en prisión antes de una audiencia para determinar si debía ser juzgado por una ausencia no autorizada, según un oficial de la Infantería de Marina,

Un portavoz del Cuerpo de Infantes de Marina dijo a la NBC 7 que un juez lo encontró incompetente para enfrentar un juicio.

Los defensores del control de armas dicen que es cuando la información de Edwardo Arriola debería haber sido entregada a la agencia responsable de ingresar su nombre en el Sistema Nacional de Verificación de Antecedentes Penales Instantáneos.

"Si se descubre que un miembro del servicio activo es incompetente para ser juzgado en un tribunal militar, la ley federal le exige a las autoridades militares que informen adecuadamente ese registro al sistema de verificación de antecedentes de armas del FBI para asegurarse de que la persona no pueda pasar una verificación de antecedentes para adquirir un arma letal ", dijo Ari Frelich con el Centro de Leyes de Giffords para Prevenir la Violencia con Armas.

El portavoz de la Infantería de Marina dijo que el Cuerpo no creía que la presentación de un nombre fuera necesaria en 2016, por lo que el nombre de Arriola no fue ingresado en el sistema.

Sin embargo, la Infantería de Marina dice que se enteraron de una verificación de antecedentes que se inició cuando Arriola intentó comprar su arma en una tienda de armas Oceanside en mayo de 2018.

Pero la fiscalía de San Diego dijo en el tribunal que Arriola adquirió legalmente el arma utilizada en el presunto asesinato. 

Los fiscales dicen que Arriola "emboscó" a Rideout a plena luz del día cuando salía de su departamento en Oceanside para llevar a pasear a su perro el viernes 20 de julio. Dicen que acababa de llegar a casa y todavía llevaba su uniforme azul marino cuando la mataron.

Los agentes de policía fueron llamados al complejo en Los Arbolitos Boulevard justo antes de las 4:00 p.m. donde encontraron a Rideout en el corredor afuera de su unidad. Ella tenía heridas de bala, dijo la policía.

Los primeros en responder intentaron reanimarla, pero fue declarada muerta en el lugar. Los fiscales dijeron que Arriola trató de evitar que los testigos llegaran a Rideout para ayudarla y brindar ayuda de emergencia.

Arriola, que vivía en la unidad de arriba de Rideout, fue arrestado al día siguiente bajo sospecha de asesinato.

Contáctanos