Coronavirus en San Diego

Hospitalizaciones por COVID-19 en el condado de San Diego superan las 400

A nurse treats a patient with coronavirus in the intensive care unit at a hospita
Getty Images

SAN DIEGO- El número de casos de coronavirus en el condado de San Diego aumentó durante el fin de semana, dijeron las autoridades el lunes, mientras que el número de residentes del condado hospitalizados con COVID-19 superó los 400.

Las autoridades de salud locales informaron 1,678 nuevos casos hasta el viernes, 1,252 el sábado y 2,681 el domingo.

El condado también informó tres muertes adicionales relacionadas con COVID-19 durante el fin de semana, lo que eleva sus totales acumulados a 414,057 infecciones y 4,445 muertes desde que comenzó la pandemia.

Extensas filas para pruebas de coronavirus

La Agencia de Salud y Servicios Humanos del condado (HHSA, por sus siglas en inglés) no reporta datos de COVID-19 los fines de semana o feriados, por lo que no se proporcionan actualizaciones los viernes, sábados o domingos.

Las hospitalizaciones por COVID-19 del condado aumentaron de 355 el domingo a 404, mientras que el número de esos pacientes en cuidados intensivos aumentó de 92 a 95, según las últimas cifras estatales.

Se informó un total de 7,227 pruebas en el condado de San Diego durante el fin de semana, y la tasa de positividad promedio de siete días fue del 11.3%, frente al 7.4% del jueves.

Mientras tanto, aunque la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos emitió autorizaciones de uso de emergencia para dos nuevos medicamentos antivirales orales para tratar el COVID-19, los suministros de estos medicamentos “inicialmente serán muy limitados y los habitantes de San Diego deben seguir ocultándose esta temporada de fiestas para prevenir infecciones”, indicó un comunicado de la agencia de salud del condado, la semana pasada.

El condado espera su primer envío de Paxlovid de Pfizer en cualquier momento. Se espera que un segundo antiviral oral, el molnupiravir de Merck, comience a llegar a la región poco después, según la HHSA.

Se requerirá una receta para cualquiera de los medicamentos.

Ambos medicamentos deben tomarse durante varios días en forma de píldora. Ambos estarán disponibles para pacientes con síntomas de COVID-19 de leves a moderados que tienen riesgo de progresar a graves por coronavirus, incluida la hospitalización o la muerte.

“La autorización de la FDA para el uso de emergencia de estos nuevos antivirales orales llega en un punto crítico de la pandemia, ya que vemos un aumento en los casos y una rápida propagación de la variante Ómicron”, dijo Wilma Wooten, doctora y funcionaria de salud pública del condado.

“La noticia de la llegada de estos fármacos no significa que podamos bajar la guardia. Tenemos que seguir enmascarados, especialmente en espacios interiores abarrotados, e insto a cualquier persona que no se haya vacunado o que esté atrasada en la vacuna de refuerzo, que se vacune lo antes posible”, dijo.

Una vez que los nuevos medicamentos lleguen a la región, inicialmente se distribuirán a través de unas dos docenas de farmacias, preseleccionadas por el Departamento de Salud Pública de California.

La cantidad que recibe cada farmacia “se basa en el impacto de la pandemia en la comunidad”.

El estado y el condado ampliarán la distribución a más farmacias a medida que aumenten los suministros.

Contáctanos