Inflation

La inflación es más “volátil” para las familias negras y de bajos recursos, según un estudio de UC San Diego

"Con la inflación en su nivel más alto en décadas, las comunidades más pobres son las más afectadas por el aumento de los costos", dice un experto.

File photo of a shopping cart filled with grocieries, close up.

SAN DIEGO - Las familias negras experimentan una inflación más alta y volátil, lo que afecta los precios de los comestibles y artículos básicos para el hogar, según un informe publicado el lunes con una investigación de la Escuela de Política y Estrategia Global de UC San Diego.

El estudio, publicado por el Banco de la Reserva Federal de Richmond, analizó la inflación de los hogares negros en comparación con los blancos entre 2004 y 2020 y descubrió que la inflación es un 13% más volátil para las familias negras.

El autor del estudio Munseob Lee, profesor asistente de economía en UCSD, dijo que las familias negras gastan una mayor parte de sus ingresos en bienes y servicios esenciales, como electricidad y servicios de telefonía inalámbrica, en comparación con los hogares blancos que gastan más en artículos de lujo que son menos probables que fluctúen de precio.

"Es más probable que los hogares negros y de bajos ingresos vivan en desiertos alimentarios y tengan un acceso limitado a alimentos asequibles y nutritivos", dijo Lee. "Como vimos recientemente, en esas áreas, los productos minoristas se volvieron más caros y los estantes de las tiendas minoristas se quedaron vacíos con frecuencia debido al aumento de los costos de envío y la interrupción de la cadena de suministro.

Mario Perea con el reportaje. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo

"Esta volatilidad hace que sea más difícil para los hogares predecir y recalibrar el consumo y el ahorro", dijo Lee.

La investigación de Lee sugiere que la desigualdad de ingresos en EEUU está aumentando más rápido que las estimaciones actuales. Sus datos también revelaron que los hogares negros tienden a tener menos opciones cuando aumenta la inflación. Descubrió que los hogares blancos comprarían en supermercados y tiendas de conveniencia menos costosos; sin embargo, muchos hogares negros ya estaban comprando en estos mercados.

Además, con los altos precios de la gasolina, se vuelve más difícil para estas familias usar el transporte para encontrar artículos esenciales, por lo que si un producto está agotado, a menudo significa que los compradores de bajos ingresos no pueden comprarlo en absoluto, Lee dijo.

Claudia Simonés de TELEMUNDO 20 Responde habló con una asesora financiera.

El estudio utilizó respuestas de encuestas de 60, 000 hogares de EEUU de 2004 a 2020 que proporcionaron información continuamente sobre qué productos compran los consumidores y cuándo y dónde realizan las compras. Según los datos, la raza que es reportada por los encuestados tiene cuatro opciones: blanca, negra, asiática y otra. La mayoría de los hogares, el 82.2 %, se identificaron como blancos y el 10% como negros.

El mes pasado, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que para combatir la inflación era necesario aumentar las tasas de interés. Lee dijo que si bien este fue sin duda un paso hacia la reducción de la inflación, estaba lejos de ser la única acción política disponible.

"Es muy cierto que la Reserva Federal debería aumentar la tasa de interés para luchar contra las tasas de inflación generales históricamente altas", dijo a City News Service. "Esa es una herramienta eficiente para reducir la inflación general y, naturalmente, también beneficiará a los pobres y a las minorías.

"Sin embargo, la política monetaria no es una herramienta eficiente para abordar las consecuencias distributivas", dijo Lee. "Por lo tanto, debe combinarse con una política fiscal dirigida a los hogares necesitados brindando apoyo en bienes y servicios necesarios con alta inflación, especialmente porque anticipo que llevará algunos meses o un año reducir la inflación".

La investigación de Lee llegó a varias conclusiones con respecto a la política y la inflación.

Primero, las agencias gubernamentales deberían considerar medir la inflación por raza e ingresos. No hay estadísticas oficiales en los EE. UU. sobre las tasas de inflación por ningún grupo demográfico, lo que significa que las estimaciones de pobreza y desigualdad bajo el supuesto de que todos experimentan la inflación de manera similar pueden ser engañosas, escribió.

En segundo lugar, la política fiscal puede servir mejor a los hogares necesitados al proporcionar apoyo específico en bienes y servicios necesarios con alta inflación, como alivio de servicios públicos vencidos, transporte público gratuito y exenciones de tarifas de cuidado infantil.

"Mi investigación muestra que los ingresos por sí solos pueden ser una medida incompleta para determinar si los hogares son elegibles para recibir asistencia del gobierno, como cupones para alimentos", dijo Lee. "Con la inflación en su nivel más alto en décadas, las comunidades más pobres son las más afectadas por el aumento de los costos".

Contáctanos