SDPD

MTS y TSS revela cámaras corporales de oficiales durante el arresto de Ángel Hernández

Telemundo

SAN DIEGO - El Sistema de Tránsito Metropolitano de San Diego (MTS) anunció que llegó a un acuerdo con la familia en la muerte de Ángel Zapata Hernández, de 24 años que murió después de ser detenido por dos de sus empleados en 2019.

Según MTS, el Sistema de Seguridad de Tránsito y MTS pagarán $5.5 millones en compensación a Claudia Hernández, la madre de Ángel Zapata Hernández y acordó que habrá cambios en las políticas y capacitación para su personal de seguridad.

“Me complace que las agencias responsables hayan resuelto esto sin un litigio formal”, dijo Claudia Hernández. “Aún más importante, las agencias han hecho cambios voluntariamente en su entrenamiento y procedimientos para ayudar a minimizar la recurrencia del uso innecesario de la fuerza. Si bien nada puede traer de vuelta a mi hijo, estos cambios significan que la vida de mi hijo contribuyó al mejoramiento de la sociedad ".

Claudia Hernández habló con los medios después de que MTS anunciara el acuerdo al que llegaron con la familia de un joven hispano que murió luego de ser detenido en una estación del tren. Para Hernández la mejor forma de honrar la memoria de su hijo es "asegurar que ninguna familia sufra la muerte de su hijo o hija".

"Mi hijo era una muy buena persona, él quería mucho a su familia", dijo Claudia Hernández en una conferencia ante los medios el lunes en la mañana. "Él amaba su vida". Y agregó que la muerte de su hijo ha causado dolor a toda su familia " es un dolor que nunca se va a ir de nuestros corazones".

Para Hernández la mejor forma de honrar la memoria de su hijo es "asegurar que ninguna familia sufra la muerte de su hijo o hija".

Andrea Guerrero se pronuncia sobre el acuerdo entre MTS/TSS y la madre de un joven hispano que murió tras ser detenido en la estación de Santa Fe, en el centro de San Diego.

"Lamento mucho la pérdida de Ángel Hernández. Un hijo arrebatado de su madre, un hombre arrebatado de su comunidad, una vida arrebatada sin restricciones. Ángel no tenía porque morir, pagó por el sistema policial que le está fallando a hombres y mujeres de color todos los días en éste país", dijo Andrea Guerrero, directora ejecutiva de Alliance San Diego, una organización sin fines de lucro que busca justicia social.

Ángel Hernández estaba en la plataforma del tren en Santa Fe Depot en el centro de San Diego cuando un oficial de cumplimiento del código de MTS se acercó a él. Según SDPD, el oficial creía que Hernández podría caminar frente al tren.

MTS también lanzó 15 minutos de video de las cámaras de seguridad y las cámaras corporales de los dos oficiales. Los videos muestran a Hernández deambulando por la plataforma del tren, luego muestran a los empleados de MTS persiguiendo a Hernández y esposándolo; finalmente, los muestra sujetándolo mientras él continuaba luchando.

Los empleados y testigos de MTS describieron que Hernández actuaba de manera errática. Cuando el empleado de MTS intentó detener al hombre, corrió aproximadamente 100 yardas antes de rendirse.

Cuando llegaron los oficiales de SDPD, el oficial de cumplimiento del código de MTS y un oficial de seguridad de MTS habían esposado a Hernández en el suelo. El SDPD dijo que sus oficiales notaron que el hombre parecía estar en peligro médico y se llamó a un paramédico, mientras que los oficiales le daban primeros auxilios.

Hernández fue llevado al hospital donde murió.

Guerrero dijo que este caso como otros, se trataba de un hombre que había muerto a manos de oficiales. Sin embargo en éste caso MTS "ha reconocido su error, se disculpa con la familia y se compromete a realizar reformas de la política para que esto no vuelva a suceder. Estas son acciones bienvenidas en una era en la que hay poca responsabilidad de parte de la aplicación de la ley".

La familia de Hernández cuestionó el incidente y pidió al público que entregara videos o relatos de testigos que pudieran ayudarlos a obtener respuestas.

Dijeron que Hernández tenía antecedentes de consumo de drogas, pero que había estado sobrio durante más de un año. También le diagnosticaron esquizofrenia indiferenciada y tomaba medicamentos con regularidad.

Los testigos no informaron haber visto ninguna fuerza por parte de los empleados de MTS, excepto sujetar a Hernández al suelo mientras pateaba y gritaba, dijo SDPD.

MTS dijo que sus oficiales de seguridad están capacitados en desescalada, resucitación cardiopulmonar y cómo ayudar a las personas con discapacidades. En ese momento en 2019, había más de 200 oficiales de seguridad de MTS patrullando el sistema, incluidos algunos con caninos, dijo la agencia.

Contáctanos