Coronavirus en San Diego

Ómicron amenaza la supervivencia de la industria local de restaurantes

El brunch dominical pareció ocupado en Casa Don Diego, pero para Guillermo González, ha sido un invierno muy desafiante

A server prepares drinks inside Casa Don Diego in Chula Vista, Jan. 23, 2022.
TELEMUNDO 20/Ramon Galindo

CHULA VISTA- Ómicron podría significar la ruina para muchos restaurantes locales de propiedad independiente. La mayoría de los restaurantes en Estados Unidos experimentaron una caída en las ventas durante diciembre y las comidas en persona se mantienen por debajo de los niveles previos a la pandemia.

“Ha habido muchos brotes en la comunidad. Las personas se quedan en casa enfermas o tratan de evitar a las personas enfermas, por lo que hemos visto una disminución en la clientela”, dijo Guillermo González, gerente general de Casa Don Diego en Chula Vista.

El brunch de los domingos parece ocupado en Casa Don Diego, pero para González, ha sido un invierno muy desafiante.

“Ha sido una montaña rusa. Definitivamente han sido tiempos difíciles para todos los restaurantes. No puedo imaginar a nadie que no tenga dudas sobre ser dueño de un restaurante”, dijo González.

Las cifras se registran al sur de California

La caída de los negocios es una tendencia que se observa a nivel nacional.

La Coalición de Restaurantes Independientes realizó encuestas y descubrió que casi el 60% de los restaurantes informaron que las ventas cayeron en más de la mitad durante el aumento de Ómicron en diciembre.

Además de la caída de las ventas, los restaurantes también están lidiando con el aumento de los costos.

González ha aumentado los salarios para atraer trabajadores.

También está pagando costos de alimentos dramáticamente más altos.

“Estamos hablando de duplicar el costo de la comida y, desafortunadamente, no podemos, quién podría duplicar el precio en su menú. Nosotros somos los que tenemos la bolsa aquí”, dijo González.

González ha aprovechado los programas de ayuda del gobierno, como los préstamos PPP, pero dijo que no ha recibido ninguna ayuda en casi un año.

A González le preocupa que esta última ola de COVID-19 tenga un efecto devastador en los restaurantes de propiedad local.

“Creo que nos vamos a quedar con nada más que grandes cadenas. Los únicos que van a poder financiar durante esta crisis”, dijo González.

Miles de restaurantes han cerrado en Estados Unidos durante la pandemia.

La Coalición de Restaurantes Independientes ha estado presionando a la Casa Blanca y al Congreso para que ofrezcan más alivio a los restaurantes.

El grupo comercial encuestó a los restaurantes que no recibieron asistencia federal y descubrió que casi la mitad corre el riesgo de ser desalojados.

Contáctanos