Regreso a Clases

Preocupan fiestas universitarias de SDSU durante la pandemia

SAN DIEGO - Después de un año escolar mayormente remoto, los estudiantes de la Universidad Estatal de San Diego están de regreso en el plantel preparándose para el comienzo de un nuevo semestre en plena pandemia.

"Me siento muy emocionado", dijo el estudiante Christian González.

El semestre de otoño de SDSU comienza el lunes y volverá a la instrucción principalmente en persona. Todos los estudiantes, profesores y personal que ingresen al campus deben estar vacunados.

Anuncian nuevas medidas en el sistema educativo de las universidades de California

El nuevo año escolar está a la vuelta de la esquina al tiempo que la variante delta se propaga rápidamente por toda nuestra comunidad .

"No estoy realmente asustado, pero el COVID es obviamente un problema", dijo González.

Pero a pesar de que es un problema:

"Intentaré quedarme, pero es la universidad", dijo González. "Pase lo que pase, pasa".

Un consenso común entre un área que en los últimos días ha sido testigo de múltiples fiestas en casa.

Estudiantes, profesores y personal del sistema de universidades tendrán que presentar pruebas de vacunación.

"Son más grandes, más ruidosas y atraen a personas de fuera del campus de SDSU", dijo Michelle White, residente del área universitaria.

La situación preocupa a White y a su esposo Ryan.

“Asumimos que [los estudiantes] no están preocupados por ninguna de las reglas y regulaciones”, dijo Ryan White. "Solo quieren divertirse, pero eso podría ser algo peligroso".

Las fiestas en el área de la universidad han sido un problema durante décadas, pero llegaron a un punto crítico el otoño pasado cuando las reuniones contribuyeron a un brote de COVID-19 en el campus. SDSU puso en cuarentena a sus estudiantes residenciales y tuvo que cerrar temporalmente todas las clases presenciales.

Según el condado, las fiestas masivas están siendo organizadas cerca de la Universidad Estatal de San Diego, por lo que las autoridades entregaron órdenes de cese a ocho casas de fraternidad.

"Simplemente se seguirá transmitiendo hasta que hagamos cosas serias, como detener estas fiestas o garantizar la seguridad de todos", dijo Michelle White.

Ahora, a medida que comienza el nuevo año escolar y regresa la escena de la fiesta en el área universitaria, a Michelle y Ryan les preocupa que todos puedan estar en riesgo.

“Quiero que estén a salvo”, dijo Ryan White. “Nadie quiere que este virus COVID se propague. Quiero estar a salvo, queremos estar a salvo y solo queremos respeto ".

Los White dicen que solo están pidiendo a los estudiantes que sean buenos vecinos.

Contáctanos