Tijuana

Reinicio de MPP no frena a familias migrantes que llegan a frontera en Tijuana

Continúa incertidumbre tras el reinicio del programa de “Quédate en México”, y activistas señalan falta de información sobre cómo se aplicará el programa

Telemundo

Reinicia el programa “Permanecer en México”

TIJUANA- Tras el reinicio del programa “Quédate en México” también conocido como MPP, a partir de este 6 de diciembre, siguió la confusión y duda en los migrantes que siguieron llegando a la frontera para buscar una oportunidad de asilo.

Ese fue el caso de Ana Laura Morales, migrante originaria de Guanajuato. Este lunes, la madre dijo que huyeo de su esposo junto a sus tres niñas, y llegaron hasta la garita de San Ysidro en Tijuana, en espera de poder solicitar asilo humanitario en la Unión Americana.

Es para los migrantes en busca de asilo político en Estados Unidos

“Tuve un intento de feminicidio por parte de él me dejó marcada de la cara del cuello, mis hijos presenciaron el suceso”, dijo Morales a TELEMUNDO 20. “Ya habíamos venido pero queremos ver qué nos dicen más porque las primeras veces pues nos la pasamos en la calle”.

Y mientras migrantes como ellos siguieron llegando por primera vez a la frontera, a partir de este lunes se reanudó el programa donde los solicitantes de asilo deberán permanecer en México durante su proceso de asilo político de Estados Unidos, lo que ha generó dudas en la comunidad migrante, que siguió llegando a los puertos fronterizos en Tijuana.

Implementación del MPP será gradual

“Pues llegamos simplemente aquí porque nos dimos cuenta que aquí estaban dando asilo para las personas que peligraban por allá y por eso estamos hasta aquí”, dijo Amelia, una migrante mexicana, originaria de Guerrero.

Sin embargo, activistas como José María Lara, coordinador de la Alianza Migrante, denunciaron falta de información sobre cómo se implementará nuevamente este programa migratorio.

“No tenemos ni idea porque no ha fluido ninguna información que haya hacia las organizaciones en los directivos que atendemos a la comunidad migrante en los diferentes albergues”, apuntó Lara.

En todo el país,  la cancillería mexicana tiene contabilizadas 26,000 personas en calidad de asilo político en los diferentes puertos fronterizos, y alrededor de 9,000 en esta región, según el delegado del gobierno federal en Baja California, Alejandro Ruiz Uribe.

Y la implementación del MPP será gradual, ordenada y con flujos limitados y solo aplicará para migrantes de habla hispana.

“Hasta la fecha todavía está cerrado a personas de habla hispana migrantes solamente de habla hispana, se abrió a los mexicanos”, dijo Ruiz Uribe.

Mientras tanto, activistas temen que albergues como Juventud 2000, que se encuentra ya a su máxima capacidad, tengan un mayor hacinamiento a lo largo de la frontera.

“Convierte a la ciudad en un problema de hacinamiento con tanta comunidad que sigue llegando de otras partes del mundo y nuestra propia comunidad de este país nosotros siempre desde el momento en que iniciaron ese programa en el 2019 y que en inicio ni siquiera se había dado en forma oficial nosotros estábamos en contra de ese tipo de situación de quererlo regresar a territorio mexicano”, agregó Lara.

Según el convenio entre Estados Unidos y México, se contempla la protección del migrante en términos humanitarios y de salud.

Y de acuerdo con Ruiz Uribe, Estados Unidos se comprometió a brindar financiamiento a organismos internacionales que brindan protección al migrante y a los albergues.

“Para que la gente esté en condiciones de dignidad es darle el permiso de trabajo inmediatamente y con ese permiso de trabajo poderse incorporar a esa fuerza laboral que todavía la ciudad puede absorber”, dijo Ruíz Uribe.

Pues a pesar de las dudas, migrantes como María no perdieron la esperanza en una ciudad para ellos desconocida.

“Y ahí voy sacando para comer y pues no nos alcanza y ahorita estamos durmiendo todos en el piso y pasando frío. A veces no pierdo la esperanza de pasar al otro lado con mi niño”, puntualizó la originaria de Guerrero.

Actualmente hay alrededor de 600 solicitantes de asilo en el centro integrador para migrantes en Tijuana. Y de acuerdo con el gobierno federal, tienen capacidad de poder enfrentar una mayor demanda de espacio en caso de que se requiera tras la reimplementación de este programa.

Sin embargo, afirmaron que la mayoría de los migrantes bajo este programa que residen en Tijuana se han colocado en alguna fuente de trabajo con permisos temporales y no requieren de un albergue.