Lapidario reporte sobre el caso Ayotzinapa: “abominable”

La Comisión Nacional de DDHH de México resaltó la corrupción que rodea la investigación.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Lapidario reporte sobre el caso Ayotzinapa

    La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México lo calificó de ''abominable'', marcado por la corrupción. (Publicado jueves 29 de noviembre de 2018)

    La desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014 "es un caso abominable" y emblemático de la descomposición institucional y social en México, dijo el miércoles la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al presentar un exhaustivo informe del caso.

    Desde la perspectiva de los derechos humanos, Ayotzinapa representa "el momento crítico" que el país vive en materia de violencia, inseguridad, corrupción e impunidad, dijo el titular de la Comisión, Raúl González Pérez.

    El 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron detenidos por la policía de Iguala y entregados al crimen organizado, que los asesinó e incineró en un basurero, según la versión oficial del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

    Al presentar un informe y una recomendación sobre el caso, González dijo que "la verdad no puede sujetarse a intereses o coyunturas políticas", por lo que la CNDH se acercó al caso con una investigación exhaustiva, tecnológica y científica.

    "La muy grave y lamentable colusión entre autoridades y organizaciones criminales ocasionó la pérdida de la vida de 6 personas, lesiones a 42, y la desaparición forzada de 43 más", dijo sobre los hechos.

    Denunció que las omisiones y la indolencia de las autoridades de impartición de justicia contaminó y provocó que se perdieran pruebas, que no se agotaran todas las líneas de investigación y que hubiera acusaciones de sospechosos mal formuladas, lo que ha hecho que no puedan ser juzgados y que subsista la impunidad.

    González dijo que el "desaseo y poco profesionalismo" en las investigaciones, particularmente la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), hicieron que se subestimara el hallazgo de más de un centenar de fragmentos de hueso y odontológicos, que con pruebas de ADN pudieron dar pistas del destino de los estudiantes.

    Estos fragmentos serían suficientes para concluir que cuando menos los cuerpos de 19 personas fueron incinerados en el basurero, por lo que el ADN determinaría si son o no de los desaparecidos de Ayotzinapa ya que "era una práctica frecuente" del crimen organizado quemar cadáveres en esa zona, subrayó.

    "La verdad también ha sido una de las víctimas en el caso Iguala" apuntó al acusar a las autoridades de dar información sesgada, parcial o nula, con lo que desorientó, confundió y generó incertidumbre en la opinión pública.

    Como ejemplo del sesgo que se le dio a los hechos, la CNDH destacó que el Gobierno mexicano haya dado por sentado que los 43 estudiantes habían sido asesinados.

    "México es un país en el que, con frecuencia, la verdad se niega o esconde", denunció González.

    De acuerdo el ombudsman, "este caso es el más ominoso y complejo en la historia de la CNDH", y destacó que la desaparición de los 43 estudiantes "social y políticamente marcó un antes y un después" en el país.

    Un crimen como el ocurrido esa noche "solo pudo ocurrir por la penetración del crimen organizado en las estructuras del gobierno", dijo, y añadió que se debe garantizar que algo así nunca vuelva a ocurrir.

    La CNDH afirmó que "corresponderá a las nuevas autoridades enderezar y continuar las investigaciones penales del caso, para lo cual esta recomendación constituye un punto de partida y una guía de lo que falta por hacer".