Duro golpe al tráfico humano en el norte de México

Hallaron más de 200 inmigrantes centroamericanos escondidos en casas; hay detenidos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    229 migrantes centroamericanos fueron rescatados

    Las autoridades detuvieron a otros seis individuos que podrian ser los responsables del delito de tráfico humano.

    (Publicado lunes 12 de febrero de 2018)

    Un total de 229 migrantes provenientes de Centroamérica y México fueron detenidos en unas casas de seguridad del nororiental estado de Tamaulipas, donde esperaban para cruzar a Estados Unidos, informaron el domingo fuentes oficiales.

    En el operativo, las autoridades también detuvieron a otros seis individuos, "probables responsables del delito de tráfico de personas y los que pudieran derivar de este hecho", señaló en un comunicado el Grupo de Coordinación Tamaulipas, formado por instituciones de seguridad federales y estatales.

    La localización de los migrantes, los cuales se hallaban "en situación de hacinamiento", se dio en varias acciones desarrolladas entre la noche del pasado viernes y la tarde del sábado.

    Elementos militares, con el apoyo de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) y de la Coordinación Estatal Antisecuestros, revisaron varias casas de la fronteriza ciudad de Matamoros, como respuesta a una denuncia anónima.

    En seis casas de seguridad se encontraron a 128 migrantes guatemaltecos, 86 hondureños, 11 salvadoreños, 3 nicaragüenses y 1 mexicano. Dentro de este grupo había 109 menores de edad.

    "Varios de los centroamericanos indocumentados señalaron que llegaron a Matamoros en trailers", y algunos aseguraron haber hecho pagos de 4,000 dólares para su traslado desde el sur de México, aseveró el Grupo de Coordinación.

    Agregó que los presuntos traficantes y los extranjeros fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Migración (INM), respectivamente, "para las investigaciones y trámites administrativos correspondientes".

    Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano con rumbo a EEUU, un recorrido en el que están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.