Tijuana

Incrementa flujo de desplazados internos a la frontera, buscan asilo en EEUU

En los albergues de Baja California, por lo menos el 50% de los refugiados son connacionales.

Telemundo

TIJUANA- En México cada vez son más las familias que tienen que huir de sus hogares y buscar un refugio en otro país. Se estima hasta 15,000 por año.

La frontera de Tijuana alberga a miles de familias en tránsito que buscan obtener un asilo en Estados Unidos, y dejar el pasado atrás.

En los últimos años se ha notado este incremento y particularmente en Baja California y Tijuana. Desplazados internos originarios de Michoacán, Guerrero y otras entidades del país que no pueden volver atrás.

“Fui acosada de ellos, fui violada por ellos. Me violaron y estuve cuatro días con ellos, estoy aquí porque pagaron un rescate”, dijo una joven de apenas 20 años, desplazada de Michoacán. Ella es parte de los miles de mexicanos que huyen de sus ciudades de origen.

Aunque aseguran que no hay cifras oficiales, de acuerdo con Rafael Hernández, coordinador del doctorado en estudios de migración del Colegio de la Frontera Norte, COLEF, en México, hay un estimado de hasta 350,000 personas desplazadas internas, con un crecimiento anual de 15,000 personas.

“Estas condiciones han estado asociadas con la agudización de la violencia dónde estas personas viven y eso ha supuesto muchos retos en materia de atención cuando llegan a ciudades como Tijuana”, dijo Hernández a TELEMUNDO 20.

En los albergues de Baja California, por lo menos el 50% de los refugiados son connacionales. En Tijuana, siete de cada 10 personas en los albergues son mexicanos.

“La semana pasada si fueron 4,800 y 2,400 connacionales. Michoacán, Guerrero Oaxaca, Veracruz, los que más destacan en la población”, destacó la subsecretaria de asuntos migratorios del gobierno del Estado, Adriana Minerva Espinoza.

Tal es el caso de Rosa María Ortiz, originaria de Guerrero, quien lleva 4 meses en Tijuana luego que se registrara una balacera en la escuela de su hijo y huyera con él para salvar su vida. Pues dos de sus compañeros fueron asesinados por no acceder a ser reclutados por el crimen organizado.

“Dejamos todas nuestras cosas, tuvimos que salirnos de nuestra casa y dejar todo allá para venir a buscar protección acá”, dijo Ortiz.

Un recrudecimiento en la violencia y hasta cuestiones climáticas como sequías e inundaciones, son factores que han incrementado el flujo de familias mexicanas desplazadas hacia la frontera norte del país. Lo que se traduce a su vez en un aumento en los costos de la migración legal e ilegal. Pues de acuerdo con el presidente del COLEF, Víctor Espinoza, los traficantes de personas cobran un promedio de $15,000 para quienes quieren cruzar.

“Estamos hablando ya de promedios de $15,000 a $20,000 de cruce, lo cual los convierte a estas bandas en un jugoso negocio si bien la frontera pudo haberse cerrado para el tráfico de drogas han diversificado las bandas sus actividades”, destacó Espinoza.

Pues para los desplazados como Ortiz, regresar no es una opción.

“Es que no se puede yo creo por eso hemos aguantado tanto tiempo aquí pues no podemos regresar”, aseguró.

Ahora solo esperan correr con suerte y obtener una cita a través de la plataforma de CBP One que les abra la puerta para un mejor futuro, pero, sobre todo, seguro.

“Más que nada la seguridad es lo que necesito yo para poder sentirme un poquito más tranquila estar alejada de todas esas personas y aun así no se te olvida todo eso”, puntualizó.

Contáctanos