Iglesia salvadoreña indignada por abuso de menores en EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Esto es lo que pasa cuando las familias son separadas en la frontera

    De acuerdo al Departamento de Aduanas y Patrulla Fronteriza esto es lo que sucede cuando los padres son separados de sus hijos. (Publicado miércoles 20 de junio de 2018)

    SAN SALVADOR (AP) — La Iglesia católica salvadoreña reaccionó indignada el domingo por el abuso sexual de tres menores de edad en albergues de Arizona, donde esperaban reunirse con sus padres tras ser separados de ellos al cruzar la frontera.

    El arzobispo capitalino, monseñor José Luis Escobar Alas, censuró en conferencia de prensa que se vulneren los derechos de los migrantes en Estados Unidos.

    “Vamos a defender siempre los derechos de nuestros hermanos y de todos los migrantes”, afirmó.

    Sobre los abusos, dijo que “cuando se trata de niños es mucho peor... es un pecado muy grave, un crimen muy grave y el daño que se les va a causar es irreparable, van a crecer y van a cargar con ese trauma. No es justo, el niño es inocente”.

    Las víctimas tienen entre 12 y 17 años, dijo Liduvina Magarín, viceministra para los salvadoreños en el exterior.

    “Son violaciones sexuales, abusos sexuales, de eso se trata”, sostuvo.

    Magarín aseguró que el abuso fue cometido por cuidadores de albergues no identificados. Agregó que el caso es de conocimiento público y que el gobierno salvadoreño ha puesto abogados a disposición de las familias.

    Escobar Alas agregó que no solo hay que condenar los abusos sexuales a los niños, sino que “todos los atropellos, separarlos de sus familiares” y dejarlos en lugares que no reúnen de las condiciones para proteger la salud. Recordó que recientemente murió una niña en esos albergues.

    Cientos de niños siguen sin ver a sus padres deportados

    [TLMD - LV] Cientos de niños siguen sin ver a sus padres deportados

    El gobierno de EEUU explicó que muchos de los padres fueron deportados y no saben de ellos.

    (Publicado viernes 10 de agosto de 2018)

    El arzobispo manifestó que todas las personas tienen el derecho a emigrar, y criticó que se les estén violando los derechos fundamentales, principalmente en Estados Unidos, que “es un país de migrantes, a excepción de los pocos nativos; los demás son migrantes”.

    “No quiero seguir hablando, pero es que indigna, indignan esas noticias”, concluyó.

    Se estima que cada día unos 300 salvadoreños, entre ellos menores de edad, arriesgan sus vidas cruzando las fronteras de Guatemala y México hasta llegar a suelo estadounidense en busca del llamado sueño americano, pero según información oficial de las autoridades de Migración de El Salvador, las cifras han bajado un 48% en comparación con 2017.

    Según datos proporcionados por Estados Unidos a la oficina de Magarín, 191 niños salvadoreños fueron separados de sus padres por la política migratoria de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump. De éstos, 18 siguen en los albergues a la espera de reencontrarse con sus familias.