Aparece joven que desapareció en Santa Mónica

Había llegado desde el estado de México a estudiar inglés.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Inesperado giro en búsqueda de estudiante Mexicano

    Una historia que comenzó con el reporte de una persona desaparecida, ha dado un giro inesperado. Ya se conoce el paradero del joven Mexicano que no había podido ser hallado por su familia desde hace una semana.

    (Publicado miércoles 17 de octubre de 2018)

    Una familia mexicana, residente en el estado de México, ya respira un poco de alivió al recibir la noticia de que su hijo , que había desaparecido por varios días esta vivo pero detenido en una cárcel de Pasadena.

    Según las autoridades, Alan Molina, de 25 años, está detenido desde el 11 de octubre, acusado de robo. La policía dijo que Molina supuestamente entró a un apartamento y fue encontrado desnudo por la residente del lugar.

    Molina había egresado de una universidad en su estado natal, y llegó al sur de California para mejorar su inglés a principios de octubre. Sin embargo, varios días después desapareció sin dejar rastro.

    Sus padres, al no saber nada de él, volaron desde su país para buscarlo.

    “Desde el momento en que no contestó su teléfono, comenzamos a preocuparnos y entonces decidimos comenzar a buscarlo por nuestra propia cuenta”, dice su madre, Andrea Molina.

    Según la familia, contrataron los servicios de una escuela con alojamiento incluido a través de internet. El joven llegó a un domicilio ubicado en la Avenida Bentley, en la ciudad de Santa Mónica pero, por razones que se desconocen, fue reubicado. Un conductor de la compañía Lyft lo dejo en un domicilio equivocado.

    “A nosotros nunca nos avisaron que lo iban a reubicar”, dice su padre, Daniel Molina. Él nunca nos dijo nada. La escuela tampoco nos dijo nada”.

    Desde su desaparición, hace más de cinco días, no se había registrado ninguna actividad en su tarjeta de crédito y su celular se encuentra apagado. Eso ha avivado más la angustia de sus padres.

    El joven fue descrito por su familia como una persona de principios, con una licenciatura en administración de empresas. No tiene familia en el país y solo tiene un amigo quien, al igual que su familia, desconocía su paradero.

    La familia había solicitado la ayuda de las autoridades, del consulado de México y de la escuela a la que asistía el joven.