Telemundo proyecta a Gavin Newsom como gobernador de California

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Gavin Newsom será el nuevo gobernador de California

    El vicegobernador demócrata Newsom fue fuertemente favorecido sobre el republicano John Cox en el estado de California donde el partido Republicano tiene 3.8 millones de votantes registrados. (Publicado martes 6 de noviembre de 2018)

    Telemundo proyecta a Newsom como ganador a gobernación de California. 

    El vicegobernador demócrata Newsom fue fuertemente favorecido sobre el republicano John Cox en el estado de California donde el partido Republicano tiene 3.8 millones de votantes registrados. 

    Batalla por la gobernación de California

    [TLMD - SD] Batalla por la gobernación de California
    El vicegobernador demócrata Newsom fue fuertemente favorecido sobre el republicano John Cox en el estado de California donde el partido Republicano tiene 3.8 millones de votantes registrados.
    (Publicado martes 6 de noviembre de 2018)

    Newsom tomará el papel de gobernador después de que el demócrata de 80 años Jerry Brown sirviera durante 16 años. 

    Un peso pesado demócrata se enfrentó a un hombre de negocios republicano que nunca tuvo un cargo electo en la contienda del martes por el gobernador de California, que determinaría el futuro de la resistencia agresiva del estado al presidente Donald Trump.

    Bajo Brown, California tomó una postura combativa contra Trump y sus políticas sobre inmigración, atención médica y el medio ambiente. Newsom, de 51 años, se ha comprometido a continuar la batalla, mientras trata de brindar atención médica universal y ayudar a los niños empobrecidos.

    Cox, de 63 años, abogado e inversionista que vive en el área de San Diego, criticó implacablemente el alto costo de vida de California, por lo que culpó a Newsom y los demócratas que controlan la Legislatura y todas las oficinas estatales. Se comprometió a reducir los impuestos y revertir las leyes ambientales que dice retrasar la construcción de viviendas.

    Durante los últimos ocho años, Newsom ha sido vicegobernador, una posición casi sin poder. Antes de eso, como alcalde de San Francisco, llegó a los focos nacionales cuando ordenó la emisión de licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo cuando no era legal.

    Newsom prometió movimientos igualmente audaces que involucran las prioridades de la base liberal de su partido. Gastó gran parte de la campaña recaudando dinero y organizando mítines para los demócratas que se postulan en el Congreso y la Legislatura, construyendo buena voluntad con los legisladores con quienes trabajará si gana.

    Newsom se ha convertido en una leyenda para Trump en California, un estado que ha aprobado leyes y presentado demandas con el objetivo de frustrar la agenda del presidente en materia de salud, inmigración y cambio climático. Ha atraído la ira del presidente, que se ha burlado de las políticas de Newsom y en un mitin lo llamó "este payaso de California que se postula para gobernador".

    Cox minimizó sus posturas conservadoras sobre temas sociales (se opone al aborto y apoya una aplicación más agresiva de las leyes de inmigración) y ha tratado de evitar hablar sobre Trump y los debates políticos nacionales. Destacó sus raíces como empresario y dijo que Newsom es parte de una "clase política" que está en deuda con intereses especiales.

    Cox creció en Chicago y tuvo una carrera como contador, abogado y asesor financiero cuando la campaña presidencial de Jack Kemp en 1988 lo convirtió en político republicano. Desde la década de 1980, con la ayuda de inversionistas, compró más de 2,000 unidades de apartamentos en el medio oeste.

    Participó en repetidas campañas sin éxito para el cargo en Illinois, incluyendo la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el Senado, presidente y el registrador del Condado de Cook. En 2011, se mudó a tiempo completo a California, donde respaldó medidas de votación fallidas que habrían ampliado enormemente el número de escaños en la Legislatura estatal y exigió que los políticos usen los logotipos de sus principales contribuyentes, como hacen los pilotos de carreras con los patrocinadores. Ninguna de las dos ideas calificó para la papeleta.

    Es probable que el próximo gobernador encuentre a una Legislatura demócrata ansiosa por impulsar el gasto para la red de seguridad social y la educación superior después de ocho años en que Brown se mantuvo al margen de ese gasto.

    También heredará las finanzas estatales sólidas con miles de millones en reservas presupuestarias y un superávit, junto con la amenaza siempre presente de que una recesión económica podría forzar una vez más los recortes en el estado que dependen desproporcionadamente de los impuestos sobre la renta que pagan los ricos.