PR: compañías de celular luchan por restaurar servicios

AT&T, T-Mobile, Claro, Sprint y Open Mobile son los principales proveedores de la isla.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    PR: compañías de celular luchan por restaurar servicios
    Shutterstock

    Las compañías de comunicaciones están trabajando juntas para restablecer el servicio en Puerto Rico luego de que el huracán María bajo el 90 por ciento de los sitios celulares de la isla, pero continúan siendo obstaculizados por la falta de energía eléctrica y otras destrucciones.

    El servicio celular se ha restaurado al 28.5 % en la isla, la mayoría siendo en el área metropolitana de San Juan, frente al 25 por ciento del viernes, dijo el gobernador Ricardo Rosselló el jueves.

    Sin embargo, la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico informó que casi el 100% de sus clientes aún no tenían energía el jueves por la mañana, con la excepción de algunas instalaciones críticas y los sitios con generadores.

    "La red de energía eléctrica en Puerto Rico está totalmente dañada", dijo el presidente Donald Trump el jueves por la mañana. "Un gran número de generadores están ahora en la isla. Comida y agua en el sitio".

    El huracán María se desgarró diagonalmente a través de Puerto Rico el 20 de septiembre, devastando el territorio de los Estados Unidos al tocar tierra como una tormenta de categoría 4 en la isla principal, destruyendo su energía y agua y destruyendo carreteras y puentes. Dos semanas antes, el huracán Irma paso cerca de la isla dejando a más de un millón de personas en la oscuridad.

    Los residentes han esperado en líneas largas por el combustible, agua y efectivo y siguen luchando para encontrar áreas con servicio de celular.

    La Comisión Federal de Comunicaciones dijo el jueves que el 90.3% de los 2,671 sitios celulares de la isla, equipos que reciben o transmiten la señal de un teléfono celular, no estaban funcionando. Una torre celular puede contener múltiples sitios celulares para diferentes proveedores.

    La FCC está enviando a cuatro personas a Puerto Rico a solicitud de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, para coordinar una respuesta de emergencia y realizar evaluaciones de radiofrecuencia. La FCC dijo el martes que esperaba tener al equipo en la isla el miércoles. Sin embargo, el miércoles, una semana después de la tormenta, la FCC dijo que el personal todavía estaba esperando la aprobación de FEMA para desplegarse. Había dicho que necesitaba asegurarse de que su personal tuviera alojamiento y otros tipos de apoyo.

    La FCC desplegó a cuatro personas en Texas y Florida después de los huracanes Harvey e Irma.

    "También contacté al administrador de FEMA Brock Long y su personal y enfatice la importancia de dar prioridad a la entrega de combustible y generadores a los proveedores de comunicaciones para que sus redes puedan funcionar", dijo el presidente de FCC Ajit Pai Martes.

    Se acaba el dinero en efectivo en Puerto Rico

    [TLMD - MIA] Se acaba el dinero en efectivo en Puerto Rico

    A la falta de luz, agua, alimentos, combustible y medicinas ahora se suma la falta de efectivo en la isla.

    (Publicado jueves 28 de septiembre de 2017)

    Pero el contraalmirante jubilado David G. Simpson, quien se desempeñó como jefe de la Oficina de Seguridad Pública y Seguridad Nacional de la FCC bajo el presidente Barack Obama, dijo que los retos para restaurar los servicios en Puerto Rico eran más grandes en comparación a Texas y Florida. La administración de Trump y el actual presidente de la FCC habían tardado en reconocer la diferencia, dijo.


    "El enfoque de la recuperación parece haber sido resignado a un esfuerzo retrasado (esperaremos hasta que se restablezca la electricidad y se establezcan las comodidades mínimas)", escribió Simpson en un mensaje. "Las telecomunicaciones en nuestra economía basada en el Internet deben ser un" esfuerzo primordial”.

    La necesidad no es sólo para teléfonos celulares sino también para cajeros automáticos y suministros para hospitales.

    La FCC debería estar en el terreno con FEMA, el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional para analizar el despliegue de comunicaciones de emergencia para la gente, dijo. Es especialmente adecuado para entender el mercado de las comunicaciones comerciales, quiénes son los proveedores y qué opciones están disponibles.

    José Otero, un experto en la industria inalámbrica, dijo que la restauración del servicio telefónico debería ser una prioridad para que se puedan coordinar otros esfuerzos de asistencia, incluyendo la obtención de suministros de los puertos y aeropuertos donde se necesiten.

    Otero, director de América Latina y el Caribe de 5G Américas, una organización sin fines de lucro, dijo que su principal preocupación era la energía eléctrica.

    "La electricidad antes de que ocurriera el primer huracán estaba en un estado muy malo, después de años de falta de mantenimiento, y necesidad de modernizar la compañía, además de la gran cantidad de deuda y esa es otra crisis que Puerto Rico tiene y gran parte de ella es causada por la electricidad ", dijo.

    AT&T, T-Mobile, Claro, Sprint y Open Mobile son los principales proveedores de servicios móviles en Puerto Rico, donde los datos del gobierno muestran una penetración de celulares de casi el 100%, según Reuters.

    María Victoria Cebollero, que está estudiando finanzas en el campus de la Universidad de Puerto Rico Mayaguez, dijo a través de Facebook Messenger que no tenía servicio celular de su proveedor Sprint. Sin embargo, la estudiante de 20 años tiene Wi-Fi en casa porque su enrutador es de Claro, la compañía de servicios de telecomunicaciones más grande de la isla.

    "Gracias a nuestra línea terrestre y Wi-Fi que recibimos de Claro, nuestra casa parece un centro de comando o un oasis de comunicación", escribió. "Tenemos docenas de personas en nuestra casa que pueden usar nuestra señal para contactar a sus seres queridos en Estados Unidos o en el área metropolitana".

    Ella dijo que ni Sprint ni T-Mobile tenían servicio celular en el lado oeste de Puerto Rico.