Asquerosa pesadilla: dolor en el oído revela algo terrible